La potente explosión que destruyó un edificio en Madrid dejó 4 muertos y una decena de heridos

La explosión se habría producido por una fuga de gas. Este jueves murió un sacerdote que se encontraba gravemente herido.

Pánico y estupor causó la ppotente explosión en el centro de Madrid.

Un sacerdote falleció este jueves en un hospital y es la cuarta víctima mortal de la fuerte explosión de gas que dañó gravemente el miércoles un edificio del centro de la Capital española y causó también una decena de heridos, informaron fuentes sanitarias.

El estallido se produjo durante la revisión de una caldera y destruyó la mayor parte del inmueble, el centro parroquial de la iglesia de La Paloma, en la calle de Toledo.

Uno de los cuatro hombres fallecidos es un feligrés que revisaba la caldera, pues llevaba un tiempo que funcionaba mal. Junto a él se encontraba el sacerdote muerto, que había sido hospitalizado tras haber sufrido quemaduras graves, informó la agencia española EFE.

Un equipo de bomberos permaneció toda la noche pasada en el lugar del siniestro de forma preventiva hasta que hoy se reanuden las labores.

El vocero de Bomberos de Madrid, Carlos Hernando, explicó que los elementos estructurales inestables del edificio se concentran en las últimas plantas.

La explosión, descripta como “brutal” por los testigos presenciales, causó el derrumbe de parte del edificio y afectó al menos a cuatro plantas del centro parroquial.

A causa del siniestro fueron evacuados varios inmuebles colindantes, entre ellos un colegio y un centro geriátrico con 56 residentes.

“Hay personas atendidas con diversa gravedad”, afirmó el miércoles desde el lugar el alcalde José Luis Martínez-Almeida y añadió que según los primeros indicios, el siniestro se debió a una explosión de gas.

La explosión se produjo cerca de las 15 (11 hora de Argentina) en el inmueble ubicado en la calle Toledo, que se encuentra junto a una residencia de ancianos, un colegio y una iglesia.

El estallido, que se pudo escuchar a kilómetros de distancia, dejó los tres pisos superiores del inmueble totalmente destrozados y la calle cubierta de cascotes que quedaron desparramados a varios metros del lugar.

De acuerdo a las primeras imágenes que circularon por las redes sociales también se pudo ver una importante humareda.

El servicio de emergencias de la capital española precisó que en la zona trabajaban nueve dotaciones de Bomberos y 11 ambulancias, mientras la Policía acordonó la zona y desalojó a los mayores, informó RTVE.

Por su parte, la cuenta oficial de Protección Civil de la capital pidió a los ciudadanos que traten de evitar la zona y dejen las vías libres para facilitar el paso a los servicios de emergencias. Fuente: La Voz.

Comentar
- Publicidad -