Hasta ahora no se sabe quién asesinó a balazos al docente Marcos Ivanoff en el Máximo Abásolo

El docente baleado en Máximo Abásolo tiene muerte cerebral

Mientras la comunidad educativa y política se muestra conmocionada y repudia y pide justicia por el homicidio del docente y referente social Marcos Ivanoff, desde la División Policial de Investigaciones trabajan a destajo para dar con el o los autores del crimen.

Tal como este diario informó, del hecho de sangre la policía tomó conocimiento cerca de las 19:50 del pasado jueves 2 de julio cuando se informaba que un Jeep Renegade Sport, patente AD 365 OD se había incrustado contra el paredón de un domicilio situado sobre las calles Ramón Lorenzo y Ricardo Balbín, en barrio Máximo Abásolo.

En el lugar la policía encontró al conductor que acusaba dos impactos de bala en la cabeza y el hombro derecho, y procedieron a su rápido traslado al Hospital Regional donde directamente lo ingresaron al quirófano.

Tras la intervención quirúrgica quedó en gravísimo estado y ya en horas del mediodía se informó de una muerte cerebral, la que doce horas después se convertiría en el fallecimiento del dirigente social y educativo y militante Justicialista, Marcos Ivanoff.

Tenía 35 años y era una persona por demás querida por familiares y compañeros militantes que así lo demostraron en diferentes medios de prensa y redes sociales. Hasta el intendente Juan Pablo Luque se manifestó repudiando el homicidio y pidiendo una respuesta urgente de la Justicia.

Te puede interesar
Revocaron el arresto domiciliario para un joven imputado por tentativa de homicidio en Sarmiento

Cinco balazos desde atrás

Lo cierto es que no hay detenidos por el momento,, y desde la División policial de Investigaciones a cargo del comisario Andrés García y Pablo Lobos junto a la fiscal de turno mantienen un celoso resguardo de su trabajo silencioso.

¿Qué hacía y de dónde venía la víctima que residía en Rada Tilly? es lo que procuran establecer. Todo pareciera indicar que el móvil del crimen pudo haber sido un intento de robo.

Solo trascendió que fueron cinco los disparos que le efectuaron desde atrás: cinco disparos de un arma de grueso calibre que rompieron la luneta; que uno rozó el lateral derecho del vehículo y los otros cuatro ingresaron al vehículo y dos dieron en la humanidad de Ivanoff (cabeza y hombro derecho).

¿Huyeron enseguida tras los disparos el o los homicidas? No encontraron el teléfono celular de Ivanoff ni tampoco la billetera, por lo que es probable que tras los disparos puedan haberse acercado raudamente al rodado para robarle y salir presurosos.

Los vecinos escucharon los estampidos y si alguien vio algo, es probable que no hable por miedo a represalias. En la parte estrictamente policial, los investigadores de la DPI trabajan en silencio y es probable que con el correr de las horas surjan novedades relevantes.

Comentar
- Publicidad -