Asaltante redujo a comerciante con un destornillador, lo ató, encerró y le robó cerca de 150.000 pesos

Trelew (Agencia) Un delincuente asaltó ayer una marmolería y con un destornillador redujo al dueño luego le pegó, lo ató y encerró en el fondo del negocio para terminar llevándose la recaudación del lugar estimada en unos 150.000 pesos. También se apoderó de dos celulares y algunas herramientas antes de irse presuntamente en una bicicleta.
Se hablaba de un individuo de contextura robusta, de un metro ochenta y de anteojos recetados que pudo haber contado con el apoyo logístico de un cómplice, según no lo descartaban los investigadores.

El asalto ocurrió después de las 19 en “Marmolería Parra”, un local comercial situado en el parque industrial liviano de la ciudad, en la avenida Eva Perón al 2000. La víctima del hecho fue el propietario del lugar a quien debieron trasladar al hospital porque se quejaba de dolores en la zona torácica -aparentemente- producto de los golpes que le dio el maleante para reducirlo: para que no opusiera resistencia al robo.

El segundo jefe de la dependencia interviniente hizo declaraciones en el acceso al local mientras adentro la policía levantaba huellas o indicios que pudieran contribuir con la individualización del asaltante. Dijo que a ellos los llamó una mujer que sería familiar del dueño de la marmolería, confirmó que el delincuente de acuerdo a la descripción que dio la víctima, era una persona alta que ingresó al lugar amedrentando al comerciante, “le exigió la recaudación -seguramente sabría que tenía dinero-, el hombre no opuso ninguna resistencia, luego lo llevó al fondo del negocio y en una cocina lo dejó atado con sogas y cables”, consignó el jefe policial.

Te puede interesar
Elaboran cronograma de acciones para el 2020

“Lo más importante es que la persona está bien, que solo sufrió un golpe en el pecho cuando se estaba yendo el autor del hecho, pero no pasó a mayores”, aclaró. “Quedó encerrado en la cocina, le costó llegar a un teléfono que tenía en el lugar, fijo, a través del que dio aviso a un familiar que finalmente nos terminó llamando a nosotros”, añadió.

“Cuando llegamos algunos familiares ya habían logrado sacarlo del lugar en donde lo habían dejado encerrado con llave”, clarificó. Finalmente cuando se le consultó si además de la suma de dinero se había llevado algo más, el delincuente expuso: “dos teléfonos celulares, y unas herramientas de mano, unas amoladoras”, detalló. “Aparentemente se movilizaba en una bicicleta y se lo está buscando”, concluyó.

Comentar
- Publicidad -