Robaron un auto, volcaron, se les prendió fuego y lo abandonaron

El vehículo apareció ayer a la madrugada envuelto en llamas en un terraplén a punto de caer a un canal de riego en un sector cercano a las chacras, en la zona sudoeste de Trelew. Su propietario se enteró recién a la mañana que se lo habían sustraído, cuando se levantó.

Trelew (Agencia) Un auto apareció ayer a la madrugada volcado y prendiéndose fuego en un sector cercano a las chacras, al sudoeste de la ciudad y su propietario recién a la mañana, cuando se levantó, se dio cuenta de que se lo habían robado y fue a una Comisaría a radicar la denuncia del hecho.

El auto fue hallado por una patrulla de la Comisaría Cuarta después de las tres de la madrugada en las inmediaciones de las calles Murga y Oris de Roa. Desde ese sector llamó presuntamente al 101 un circunstancial transeúnte que lo vio incendiándose y cuando la policía llegó al lugar constató que el vehículo había sido abandonado.

El coche “estaba sobre una de las márgenes del canal que bordea la calle Capitán Murga”, detalló el comisario Jorge Calderero, jefe de la Seccional que intervino en el hecho, quien además confirmó que en el curso de la mañana se presentó en otra Comisaría el propietario, a radicar la denuncia de su sustracción sin saber que su auto había sido devorado por las llamas de un voraz incendio.

Te puede interesar
Meiszner: “Vamos a armar una mesa de trabajo con los gremios docentes y a poner fin al conflicto”

“Momentos antes de recibir la denuncia del coche que se estaba incendiando una recorrida lo había visto circulando por la zona sur con una pareja, así que ahora se va a corroborar si efectivamente se trató del mismo rodado”, dijo Calderero.

La policía presume dos cosas que no suenan como descabelladas: una, que los ladrones se hayan accidentado y al ver que el automóvil se empezó a incendiar lo abandonaron. Y la otra que deliberadamente lo hayan lanzado por ese terraplén –con la finalidad de que cayera a un profundo canal de riego- y que en esa maniobra volcó y se prendió fuego. Si ocurrió esto último, no sería extraño pensar –como hipótesis más firme– en una venganza de alguien que incluso puede ser conocido del dueño.

El vehículo, un Fiat Palio que habría sido de color rojo, quedó totalmente quemado, destruido por un incendio del que no se sabe si empezó en el motor o en la cabina.

Comentar
- Publicidad -