“Hoy se cumplen 12 años en impunidad”, dijo la madre del boxeador asesinado en Deseado

Jesús López fue asesinado a golpes por desconocidos y luego arrojado en la laguna que se encuentra en la entrada a la ciudad, hasta ahora la justicia no pudo esclarecer el crimen

Puerto Deseado, (C).- Jesús López era un boxeador jujeño de 23 años que desapareció el 16 de septiembre de 2007, luego de una pelea en un conocido cabaret de esos que proliferaban en la ciudad portuaria, y a los pocos días su cuerpo apareció flotando en la laguna de Prefectura, su madre Olga Tejerina, asegura que la Justicia no avanzó en la investigación “porque hay una gran complicidad entre el poder político y la policía de ese entonces”.

De rostro sereno, Olga, quien decidió radicarse en Puerto Deseado para investigar la muerte de Jesús, sostiene que el cuerpo del joven fue plantado en la laguna donde apareció el 4 de octubre de 2007, y que hubo efectivos policiales que desviaron la búsqueda, pericias que no se hicieron, como la del teléfono que siguió sonando varios días cuando supuestamente Jesús estaba en el agua.

En diálogo con Crónica, Olga Tejerina asegura que la muerte de su no hijo se pudo aclarar “porque en Deseado todavía existe un circulo de impunidad muy grande, donde los políticos que en ese tiempo estaban en el poder son los mismos que ahora van a volver y que a su vez protegían a los dueños de este local donde ocurrió la pelea”.

Sostiene que; “no hay que olvidarse que ese lugar era un prostíbulo como lo que los 10 o 12 había aquí, y los prostíbulos y sus dueños contaban con protección”, sentenció.

Te puede interesar
Las propiedades adquiridas por Alarcón alcanzan un valor de casi 53 millones de pesos, según el tasador

Para Tejerina el poder político e incluso la policía de ese entonces “mandó a ocultar pruebas y hasta desvió los rastrillajes”. “Yo pienso por lo que fui investigando todos estos años que a Jesús lo tuvieron secuestrado y después lo mataron y muchos días después lo tiraron a la laguna, pero tampoco se peritaron las cámaras de seguridad quedó todo oculto”, disparó.

Admitió que hace poco, tras un episodio cardíaco, soñó con su hijo, “Jesús me dijo que no quería morir, pero que me quede tranquila, que descanse, que ahora está en paz. Fue un sueño que me hizo reflexionar porque recuerdo tan clarito que me pidió que abandone la investigación que muy pronto todo va a salir a la luz”.

Olga asegura que le hará caso, pero no puede dejar de pensar que en la causa “hubo cosas raras; el mismo día que tenía que declarar el sereno del local donde se desató la pelea, esta persona falleció inesperadamente, y un médico que ya no está en la localidad me dijo, Olga, a este testigo ‘lo murieron’, entonces tengo sobradas razones para sospechar de esa cadena de complicidad”, sentenció.

“Encontró la muerte que no merecía”

“Alegre, buena persona, amiguero, siempre pendiente de su familia, había venido a Deseado buscando oportunidades, y encontró la muerte que no merecía”, dice Olga Tejerina emocionada al recordar a Jesús.

Comentar
- Publicidad -