Una mujer terminó presa por insultar y golpear a una efectiva policial en un retén

En la zona alta del barrio Pietrobelli no son muchos los trabajadores al volante que quieran subir en horas nocturnas y menos en las madrugadas. A más de uno han asaltado y golpeado inescrupulosos sujetos que luego se han perdido por oscuros y angostos pasajes existentes en inmediaciones donde suelen unirse dos calles paralelas: Alem y Alvear.
Por eso, pasadas las 6 de la mañana de ayer al volante de un remis y mientras esperó por largos minutos a una pasajera cuya actitud le parecía por demás sospechosa, supuso que esta buscaba algún cómplice para asaltarlo o, lo peor, atentar contra su vida.

Tras varios minutos, la pasajera regresó y le pidió llevarla a una determinada dirección céntrica, entonces el hombre mientras descendía recordó que en otra arteria del barrio Pietrobelli había un retén policial que suele identificar a choferes y a ocasionales pasajeros. Justamente, al pasar por el retén estaba el control policial y cuando quisieron identificar a la pasajera, esta comenzó a los gritos insultando a la autoridad policial, incluso una mujer policía quiso calmarla, pero la exaltada mujer empezó a golpearla.

Debieron intervenir otros policías y lograron reducir a la pasajera a quien condujeron a la Comisaría Segunda, de Rivadavia y Viamonte: fue identificada como A.P., de 35 años, y quedó detenida por atentado y resistencia a la autoridad a la espera de la audiencia de control de detención en la oficina judicial.

Comentar
- Publicidad -