Sin luz ni gas, ancianos recibieron ayuda de policías

Sin luz ni gas, ancianos recibieron ayuda de policías

Un matrimonio de ancianos, sin familiares a los que pedir ayuda y con servicios básicos momentáneamente cortados por refacciones, fueron auxiliados por personal policial de la Comisaría Quinta la tarde noche del miércoles en momentos que para la ciudad y la región anticipan adversas inclemencias climáticas, con posibles temperaturas bajo cero.
Lo destacable de la breve y pequeña historia a la que pudo acceder este medio, que bien podría pasar desapercibida, el gesto del oficial Cristian Pérez y otros dos hombres a su mando que acudieron al llamado de auxilio de la mujer para que la ayuden a cargar con su esposa con una discapacidad motriz de un 90% y debieron conseguir una silla de ruedas para trasladarlo unos 50 metros al móvil policial para luego, llevarlos a un hotel del barrio Pueyrredón donde pudieran pasar la noche.

Hubo un llamado al 107 de urgencias del Hospital Regional, pero no hubo respuestas positivas, las que sí tuvieron otros dos hombres de Defensa Civil que a través de un sanatorio local sí consiguieron esa silla de ruedas para poder desplazar al hombre con su discapacidad. Todo aconteció en apenas una hora y demostró no solo la solidaridad de personas ante determinadas situaciones, sino también vocación de servicio.

Llegar a viejo

En uno de los departamentos de la escalera 3 del barrio L.U. 4 viven solitariamente Luis Osvaldo Córdoba y María Elena Savignac, tienen 73 y 75 años y son jubilados. El tiene discapacidad motriz y no puede moverse solo sin ayuda.

La noche del miércoles se habían quedado a oscuras y sin calefacción, aunque no por cortes, sino por reparaciones que demandarían tal vez varios días. Se sabía que anticipaban fuertes lluvias y hasta posibles nevadas. Habría que buscar un lugar seguro y cálido donde ir a pasar la noche. Cuentan que no tuvieron hijos ni familiares cercanos. María Elena tenía unos pesos para pagar aunque sea esa noche un hotel residencial más o menos barato. No había a la vista y cerca, o tal vez no estaban enterados sus vecinos de su problema. Tal vez ni les interesaba. Vaya a saber. Marcó el 101 o 911 de policía. Derivaron a la Comisaría Quinta el pedido y al lugar acudieron el oficial Cristian Pérez, el cabo 1ro. Adrián Gómez y al joven agente Carlos Barrios.

Te puede interesar
El Kung Fu comodorense ganó en Chile Chico

Ayuda policial

Había que sacar al septuagenario y trasladarlo al móvil distante a unos 50 metros y la tarea se presentaba dificultosa: llamaron al Hospital y no hubo respuestas, entonces lo hicieron al 103 de Defensa Civil y les comentaron la situación y estos pudieron conseguir la silla de ruedas en un sanatorio que la prestó y así llegaron tipo 21 horas y cargaron al hombre y su esposa en el patrullero y los trasladaron al Hotel de la avenida Kennedy al 3.000, los bajaron y luego los metieron al hotel y los dejaron en una habitación del segundo piso. El dinero alcanzaba para una noche, pero el oficial Pérez estaría atento en su guardia nocturna a la noche siguiente. Luis Osvaldo y María Elena dormirían confortables esa noche, con la esperanza de que al día siguiente les habilitaran los servicios en su casa, o tal vez no.

 

Comentar
- Publicidad -