Voto joven: el desafío de una provincia que tiene los más bajos niveles de participación

El voto joven, que tanto se hizo negar en las últimas elecciones, sigue siendo una incógnita en Chubut. Si bien candidatos y fuerzas políticas elaboraron distintas estrategias para acercar a los chicos de 16 y 17 años a las urnas, la provincia sigue estando entre las de más baja participación a nivel nacional.

Incluso, las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas Obligatorias (PASO) de abril último mostraron un porcentaje todavía más bajo que en las elecciones legislativas de 2017.  Aquella oportunidad, poco más del 30 por ciento de los jóvenes que tienen el voto optativo había participado: dos meses atrás, apenas rozó el 20 por ciento la participación de los adolescentes.

Entonces, había 13.736 chicos chubutenses de entre 16 y 17 años habilitados en el padrón para votar entre los precandidatos a gobernador, vice, legisladores provinciales, integrantes del Consejo de la Magistratura e intendentes en varios municipios.

Después del 7 de abril, la Secretaría Electoral de Chubut indicó que más del 80 por ciento de ellos no concurrió a las urnas. El incremento en la ausencia de los chicos también se registró en los mayores de 18 años (y menores de 70) que están obligados a votar: más de 136.000 chubutenses no cumplieron su deber ciudadano.

El dato fue tomado por las juventudes de las distintas expresiones políticas que en los últimos días desplegaron distintas estrategias para tratar de captar sus votos. Charlas con información sobre los derechos ciudadanos, difusión de propuestas y actividades de promoción en escuelas y universidad fueron algunas de las acciones.

En lo más bajo de la tabla nacional

Desde la implementación de la ley 26.774 se ha incrementado la cantidad de jóvenes votantes. Un estudio de Iván Torre para CIPPEC (Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento) sobre la participación en las legislativas de 2013 señalaba que del total de jóvenes que podrían votar según edad declarada en el censo de 2010 (y habiendo previamente renovado el DNI para tener documento de mayor) solo un 20 por ciento había participado efectivamente. Sin embargo, si se tiene en cuenta solo a los que figuraban en el padrón efectivamente, la participación rondó el 60 por ciento.

Te puede interesar
Recapturaron a los fugados de la comisaría de Sarmiento en una chacra

Cuatro años más tarde, los datos de las legislativas de 2017 de la CNE mostraron que, salvo algunas provincias como Chubut y Tierra del Fuego, donde el voto joven estuvo en torno al 30 por ciento, el promedio del país estuvo alrededor del 60 por ciento, un universo que abarcaba cerca de 700 mil votantes jóvenes por entonces.

El informe de 2017 había que los jóvenes de esta provincia estaban entre los menos participativos en las elecciones nacionales legislativas. En aquella ocasión, Chubut había alcanzado solo el 31 por ciento de participación entre los jóvenes de 16 y 17 años. Junto con Tierra de Fuego que tenía el mismo porcentaje, eran entonces las provincias con menor participación del voto joven en elecciones nacionales.

Se espera una participación mayor

La tendencia se agudizó en las últimas PASO, que logró una participación electoral de la población en general del 69.19 por ciento según datos del Tribunal Electoral Provincial, menos incluso que la lograda en las primarias de 2015 cuando votó el 76,55 por ciento del electorado. Entonces, las elecciones habían sido nacionales, por lo que el desdoblamiento promovido desde el Gobierno Provincial pudo haber sido un punto más de desmotivación entre los ciudadanos.

Hoy, con las elecciones generales, se espera que la participación sea mayor y, especialmente, que los jóvenes con derecho a voto –aunque no estén obligados- se acerquen a expresar por primera vez su voluntad ciudadana en las urnas.

Comentar
- Publicidad -