Hombre apuñalado y quemado en su auto: dictaron captura nacional e internacional para el sospechado del asesinato

El presunto autor del asesinato tiene 33 años y está identificado como Diego Matías Hernández. Al menos hasta el 7 y 8 de abril vivía en el barrio Las Américas que es la continuación del barrio 30 de Octubre y lugar donde se habría cometido el homicidio del ciudadano de 48 años oriundo de Formosa que tenía una novia en Caleta Olivia y alquilaba en un inquilinato de la calle Saturnino López del Barrio Stella Maris.
Ayer se hicieron otros cuatro allanamientos simultáneos buscando al sospechoso de su asesinato, a quien previamente también habían buscado allanando domicilios de su madre, un hermano y otros familiares. Tiene captura nacional e internacional ordenada por la Justicia penal Comodorense.

“Mamá, me mandé una cagada”

Diego Matías Hernández es el individuo que se apareció a primeras horas de la madrugada del lunes 8 de abril por la calle Granaderos y desde la vereda, luego de bajar de su auto, le gritó a su madre “Creo que me mandé una gran cagada”. Su progenitora miró hacia el interior del Chevrolet Classic gris y observó la silueta de un hombre como durmiendo en el asiento trasero: la mujer pensó que el acompañante de su hijo dormía, pero ante las declaraciones de este también supuso algo peor y se encaminó a la Seccional Séptima -tal cual este medio reseñó en forma exclusiva en una edición anterior-; una vez en la Comisaría pidió hablar con el oficial de servicio, pero se encontró con corridas policiales y se volvió a su casa.

La mujer lo sabría muchas horas después, esas corridas policiales eran hacia el final de la calle La Pinta, en un oscuro despoblado de la ladera de un cerro: policías y bomberos corrían hacia el lugar donde se quemaba un automóvil, se trataba del auto del hijo con el cuerpo de un hombre que aparecería semicalcinado en su interior.

Te puede interesar
Legislatura sin quórum para conocer por qué no hubo reparaciones escolares

Identificados tanto víctima como victimario

De la víctima trascendió que trabajaba en una pesquera, pero que por esos días de abril cuando no se supo más de él a partir de las 20 horas del domingo 7 andaba con ART ya que el martes 9 debía intervenirse quirúrgicamente por una dolencia que acarreaba en su pierna izquierda.

Hay una novia en Caleta Olivia que ya estuvo reconociendo algunas pertenencias y también una mujer que le alquilaba en un mismo predio del barrio Stella Maris que nada sabe de su paradero.

Tanto en fiscalía como en la División Policial de Investigaciones están en un alto grado de certeza respecto a su identidad, pero son precavidos y esperan cotejar muestras de ADN que extrajeron de los restos de la víctima, con la de familiares de la provincia norteña. Esa prueba lleva su tiempo y seguramente pronto trascenderán resultados.

Por el momento ayer se llevaron a cabo cuatro allanamientos simultáneos en el sur de la ciudad: en barrio Industrial, calle Granaderos, en la zona alta de la radio estación del barrio Máximo Abásolo y en un domicilio de la calle Antonio Ostoich.

En todos ellos se buscaba el principal sospechoso Diego Matías Hernández y también algunos elementos que puedan servir para la investigación en curso. Todo indica que faltan detalles para tener este homicidio totalmente esclarecido.

 

 

Comentar
- Publicidad -