Piden 4 años de prisión y 10 de inhabilitación a pediatra por la muerte de un nene

Se llevó a cabo el juicio oral y público a la pediatra Susana Gabriela Mur, quien entre la noche del 12 y madrugada del 13 de mayo de 2010 prestaba servicios como profesional médica pediátrica en el Hospital Distrital “Dr. Beningo Fernández” de Las Heras y debió atender a Matías Cerda, quien tenía dos años y medio.

La causa fue juzgada en la Cámara del Crimen de Caleta Olivia y el Tribunal estuvo presidido por Juan Pablo Olivera y secundado por Jorge Alonso y Mario Albarra. Graciela Cuyl y Pedro Cerda, padres del pequeño Matías, debieron revivir -tal como lo hicieron meses atrás ante Crónica– el relato cronológico de lo sucedido el 12 de mayo y madrugada del día siguiente del año 2010.

Hospital Distrital Dr.” Benigno Fernández”

Son querellantes y los patrocina el abogado Carlos Toledo Vargas, quien en su alocución también rememoró los dichos de los padres en una sala donde desfilaron muchos testigos, enfermeras, movileros de ambulancias y otros profesionales médicos.

La sala estuvo colmada los dos días de audiencia que comenzaron el martes 26 de marzo en horas de la mañana.

El abogado patrocinante señaló que “Al niño , lo llevaron la guardia del Hospital de Las Heras y fue derivado al Hospital de Caleta Olivia y en la ruta tuvo un percance con el tubo que lo mantenía con oxígeno y le produjo un paro cardiorrespiratorio por lo que deciden ingresarlo al Hospital de Pico Truncado, donde debieron compensarlo nuevamente”.

Eso produjo un daño neurológico irreversible que días después le ocasionaría el deceso y debieron derivarlo en un avión sanitario a Buenos Aires. Finalmente, al igual que la Fiscalía, le atribuyeron a la pediatra Susana Gabriela Mur los cargos de homicidio culposo por negligencia en el traslado y por no constatar según los testigos de la causa, que el tubo se mantuviera en su lugar.

Te puede interesar
Caleta: Se realizará jornada de prevención sobre abuso sexual infantil

Mañana jueves se espera el fallo 

Llegados los alegatos, los fiscales acusaron y declararon culpable y negligente y pidieron tres años y medio de prisión y ocho de inhabilitación para ejercer el cargo, en tanto que el abogado Toledo cuatro años de prisión y ocho de inhabilitación.

Este jueves 4 de abril los jueces Juan Pablo Olivera, Jorge Alonso y Mario Albarra dictaminarán la sentencia que recaerá en la profesional médica que al año de producirse el hecho se marchó de Las Heras para irse a residir a Catamarca donde prosiguió trabajando en un nosocomio ejerciendo su profesión.

 

 

 

Comentar
- Publicidad -