“Algún día se va a saber la verdad”

Cerrando su diálogo con Crónica, Fabián Tillería reflexionó: “esta va a ser una lucha larga pero la vamos a terminar ganando porque somos inocentes. Algún día se va a saber la verdad, es una mentira lo de Iván Torres. Algún día va a aparecer, no sabemos si vivo o muerto. Lo único real es que al día de hoy no se sabe si está vivo o muerto, si se fugó, si lo mataron. Porque la única hipótesis en la que se centraron en el juicio fue en la policía y nunca se movieron de ahí, las otras hipótesis fueron descartadas de plano. La ineficiencia del Estado, para determinar lo que pasó con Iván Torres, nos la cargaron a nosotros”- concluyó. La desaparición de Iván Torres

Ocurrió entre la noche del 2 y madrugada del 3 de octubre de 2003, en la Costanera. Sus amigos lo vieron por última vez cuando entraron a una heladería y él quedó parado en la esquina. En el juicio declararon que antes de entrar al comercio vieron el móvil policial de la Seccional Primera, con -al menos- tres efectivos en su interior. Momentos después salieron y su amigo Iván ya no estaba. Desde entonces, nadie volvió a verlo. Su madre -María Millacura- llevó el caso hasta la Corte Interamericana de Derechos Humanos y logró una condena contra el Estado argentino que implicó un pago millonario a la familia y la tipificación de este delito de desaparición forzada que se encuentra contenido en el Código Penal en el art. 142 ter.

Te puede interesar
Tiroteo en zona de Quintas II con un herido de bala grave a plena luz del día

En principio, fueron 14 los policías llevados a juicio, todo el turno de la Seccional Primera, pero 12 fueron absueltos, en tanto que los comisarios Fabián Tillería y Marcelo Chemín fueron condenados a 15 y 12 años, respectivamente. Desde el lunes, comienzan a cumplir esa pena en el penal de Marcos Paz.

Comentar
- Publicidad -