Laura Luelmo: Vecino confesó el asesinato de la profesora española

Bernardo Montoya, quien habría abusado a la docente, estuvo además 20 años de la cárcel por un robo y el asesinato de otra mujer. Recién había recuperado su libertad en octubre.

Conmoción en España por el asesinato de la profesora Laura Luelmo, quien se encontraba desaparecida desde el 12 de diciembre pasado en la ciudad de Huelva. La docente de 26 años fue encontrada por un voluntario este lunes sin vida y con signos de haber sido violentada.

Un día después del hallazgo la Guardia Civil detuvo como sospechoso de asesinato a Bernardo Montoya de 50 años, quien era vecino de la joven. El hombre fue retenido cuando al bajar de un auto se dio cuenta que era vigilado por la Guardia Civil, por lo que intentó huir a pie.

Montoya confesó finalmente el crimen explicando que la joven, que era nueva en el vecindario, le había pedido mientras él estaba afuera de su casa, la dirección de un supermercado, ante lo que él la engaño enviándola a un callejón sin salida, al que se trasladó rápidamente en auto para llegar antes que ella. Una vez allí, explicó que con el fin de abusar de la mujer, golpeó su cabeza contra el maletero del auto y al caer inconsciente, la amarró y la metió dentro de éste.

Te puede interesar
Video: torero limpió las lágrimas a un toro antes de matarlo

Si bien aseguró que lo intentó pero finalmente no violó a la joven, informes forenses aseguraron que Luelmo sí fue violentada sexualmente. Montoya finalmente confirmó que él dejó el cuerpo de la joven en el sitio boscoso donde fue encontrado aunque explicó que en ese momento estaba viva.

Inculpado estuvo 20 años en la cárcel

Montoya además cuenta con un importante historial delictivo, ya que recién en octubre abandonó la cárcel tras estar cerca de 20 años en prisión por dos condenas.

La más grave corresponde al homicidio en diciembre de 1995 de una mujer de 82 años, a quien apuñaló en su casa. Por este hecho Montoya fue condenado en noviembre de 1997 a 17 años y dos meses de cárcel. Posteriormente, cumplió una condena por robo con violencia.

El detenido también es acusado de haber intentado agredir sexualmente en 2008 a una joven de 27 años cuando paseaba con su perro y en momentos en que estaba con permiso penitenciario. En ese ataque la mujer logró zafarse de su agresor pero su perro fue apuñalado.

Comentar
- Publicidad -