No quiso comprarle cerveza a su expareja y la golpeó brutalmente

Un hombre quiso golpear a su expareja con un envase dado que no quiso ir a comprarle cerveza, al no poder hacerlo, la agredió con los puños y un caño e incluso quiso asfixiarla en la arena. En el marco del juicio el jueves se conocerán los alegatos finales.

Se desarrolló ayer la cuarta jornada de juicio en el marco de un hecho de violencia familiar que tiene como imputado a A.D.N., quien en 2017 atacó brutalmente a su expareja porque ella no quiso ir a comprarle cerveza.

En este sentido, el tribunal unipersonal de debate fue integrado por Alejandro Soñis, juez penal; por el Ministerio Público Fiscal se hizo presente María Laura Blanco, fiscal general; asimismo en representación de una menor asistió Carolina García, asesora de familia. En tanto que la defensa del imputado fue ejercida por Ariel Quiroga, abogado de la Defensa Pública.

Durante la jornada se escucharon tres testimonios, en primera instancia el de la madre de la víctima quien no aportó mayores datos y se mostró incluso reticente a contestar sobre la situación juzgada.

Seguidamente tomó la palabra una profesional del Servicio de Asistencia a la Víctima del Delito (SAVD) quien intervino en guardia en enero de 2017 a raíz de la solicitud de la fiscalía. Señaló que concurrió a la Comisaría de la Mujer zona sur para implementar el Protocolo de Violencia familiar el cual recuerda arrojó un riesgo alto para la víctima. Asimismo, comentó que en dicho momento solicitó a la funcionaria de fiscalía medidas de protección para retirar su documento y quedarse en casa de su madre con la niña mientras narró que en la entrevista estaba golpeada y tenía que ver a un médico para constatar las lesiones. Detalló que la víctima, estaba inmersa en un círculo de violencia y tenía imposibilidad de generar conductas de autoprotección. Respecto de  su situación de pareja refirió una separación reciente, incumplimiento de prohibición de acercamiento y amenazas graves de muerte por parte del imputado.

Te puede interesar
Arcioni quiere subirse un 100% su salario como gobernador

Por su parte, un psicólogo del Equipo Técnico Interdisciplinario (ETI) del Juzgado de Familia, quien tuvo intervención desde fiscalía, manifestó que fue convocado para realizar un Diagnóstico de Interacción Familiar mediante entrevistas a las partes, memorando que la víctima nunca se presentó. En cuanto a la entrevista con el imputado  recordó que fue trasladado desde la Alcaidía y mantuvo una entrevista con él. Estaba privado de su libertad y eso “condiciona el discurso de una persona” puntualizó pero señaló que minimizaba la situación y “no era beneficioso que la vinculación con su hija se sostuviera”, aseguró. De la misma manera, planteó que en la entrevista mostró un discurso narcisista y en ningún momento nombró a su hija. En cuanto a la no presentación de la víctima a la entrevista sostuvo que “la ambivalencia entre hacer la denuncia y luego no presentarse es un indicador que efectivamente es una víctima”.

Finalmente se incorporó por lectura la prueba documental del caso y el próximo jueves 20 del corriente, a las 8:30 hs. se concretarán los alegatos finales de las partes.

Comentar
- Publicidad -