Ya son 18 muertos por estampida en club nocturno de Caracas

La tragedia ocurrió la madrugada del sábado donde jóvenes celebraban su graduación de educación media. Las muertes por una estampida en un club nocturno de Caracas se elevaron a 18, luego de que una bomba lacrimógena estallara durante una pelea, informó el ministro de Interior y Justicia, Néstor Reverol.

“La bomba lacrimógena no causó el fallecimiento de esas 18 personas, fue la estampida de 500 personas que se encontraban en el lugar y no tenían suficientes rutas de evacuación”, dijo a periodistas Reverol.

La tragedia ocurrió la madrugada del sábado en un club social de la urbanización de El Paraíso, en el oeste de la capital venezolana, donde jóvenes celebraban su graduación de educación media. El establecimiento fue clausurado.

Reverol había informado el sábado que el hecho había provocado la muerte de 17 personas, entre ellas ocho menores de edad.

Al ofrecer el miércoles un nuevo balance, el funcionario ratificó ocho detenciones por el caso, incluida la de un adolescente que “confesó” que “activó la bomba lacrimógena”. Otro, está requerido por la justicia. “El Ministerio Público ha designado fiscales para dirigir la investigación conjuntamente con el CICPC (Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas)”, acotó Reverol. La Fiscalía no ha hecho pronunciamientos públicos sobre el caso. De día funcionaba en el sitio un emblemático restaurante para la comunidad ecuatoriana en Caracas.

Te puede interesar
Empresario pagará $ 40 millones de deuda estudiantil de universitarios

El lunes, en una protesta, 35 ONGs presentaron un manifiesto a la Defensoría del Pueblo, en el cual exigen al Estado mejorar sus políticas de control de armas y equipamiento de uso militar y policial.

El Parlamento, de mayoría opositora, anunció el martes que abrirá una investigación. Según el Observatorio Venezolano de Violencia, hubo unos 26,000 homicidios en 2017, con una tasa de 89 por cada 100,000 habitantes (14 veces mayor que la media mundial).

De acuerdo con testigos, la puerta de salida del local se cerró en el caos tras la detonación y dejó atrapadas a unas 50 personas. Otros aseguran que todo comenzó “como un juego”, con muchachos pasándose el artefacto, entre bromas, de mano en mano.

 

Comentar
- Publicidad -