Fabiola Castro despierta a Poseidón

Fotos Pablo Villagra.

(Por Elena Yrrazabal) Fabiola mide el tiempo en pinceles y bastidores. Cada año inaugura una nueva serie que condensa el trabajo de todo el año. Esta vez el centro es el mar y un personaje: una Poseidón, fémina, una reina del mar con la que invita a pasear por los paisajes comodorenses.

Invitados recorren la muestra “Poseidón”.

“Uso mis ojos para pintar”

Fabiola deleitó una vez más al público comodorense con su serie anual denominada “Poseidón” que trajo por única vez una sorpresa “La cápsula: Entre sábanas”, desde el 18 de octubre las obras permanecen en el Hotel Austral expuestas al público.

“No busco conmover, me gusta el placer por el placer mismo” afirma Fabiola Marina Castro, artista visual, comodorense, docente y con una maestría en el arte de la pintura al óleo. Su perspectiva del arte es simple: generar belleza, algo complejo en una realidad que constantemente se permite observar el dolor, por ello a veces, lo simple se vuelve complejo. La perspectiva de Fabiola es simplemente “generar placer visual” para ello año a año trabaja en una serie distinta que se produce por una línea que de la serie anterior, en este caso por lo que dejó Fascinación la serie 2017.

A partir de enero de cada año Fabiola comienza a trabajar en su muestra anual, plantando sus obras y dándole forma, no trabaja con bocetos, directamente sobre el lienzo. Para una profesora de artes visuales lo más importante es el dibujo que parte desde la forma y la composición, que constituye la obra. “Esto es el oficio del artista, se obtiene la maestría mediante el trabajo, no hay nada más que trabajo, lo que significa presentar una obra y trabajarla. Eso es una mano, dos o cinco, pero a medida que uno aumenta va trabajando el volumen” explica Castro, mientras recorre Poseidón en las instalaciones del Hotel Austral.

¿Por qué “Poseidón”?

La compañía del mar que vive cada comodorense es única, muchos visitantes que llegan a las ciudades que viven cerca de la costa se asombran por el mar, pero para los locales forma parte de nuestro paisaje, así lo es para Fabiola que siente una fascinación por el por el mar, “A mí me gusta el mar pero desde el punto de vista contemplativo, nunca fui adicta a meterme. Me gusta observarlo, ver el agua y su fuerza. Entonces, durante una de esas saliditas de verano, dije ¿Por qué no?” describe la artista visual, con más de 30 años de trayectoria.

Fabiola primero pensó en el nombre: Poseidón, de allí comenzó a desarrollar la idea, y determinó que Poseidón en su obra no sería un hombre, sino una mujer. “Mi diosa no tiene un tridente como tiene Poseidón pero tiene cabellos largos que son latiguillos y pero la fuerza, por momentos mi Poseidón pasa a ser el mar. Hago una metáfora del título y juego con eso, aunque podría haberle puesto “Musa del agua”, “Musa delos mares”, pero quise que sea “Poseidón” e hice mi versión femenina” comenta. De esta forma comenzó a trabajar en cada una de las obras, desde la figura femenina trabajo con elementos del mar, como algas, arena, piedras y fue componiendo tanto la figura como el fondo, algo que es poco común en sus obras, en las que realza siempre la figura sin trabajar tanto el fondo.

Poseidón propuesta por Fabiola es una mujer muy agraciada, una bella imagen femenina que se mueve en el agua y genera el oleaje, en cada obra se encuentra en distintas situaciones. Para construirlas la artista trabajó con imágenes de nuestras playas y cielos, “porque tanto el agua como el cielo se acompañan, son un espejo, trabajan en conjunto” define Castro.

Realismo mágico entre paletas

El realismo mágico es un género literario destacado por su gran desarrollo en la literatura Latinoamérica, imaginar a García Márquez pintando en difícil, pero si es posible crear realismo mágico en la pintura y Fabiola lo ha hecho en esta muestra inquietante, novedosa y llena de sensaciones sobre lo que nos rodea. El mar.

Pensar el mar como una mujer, es un elemento fantástico como expone el género literario, pero además incorporarla como personaje es sumamente agradable a la vista y tal vez desde allí, está la búsqueda de Fabiola de constituir algo bello. “Si llego a que la mirada le llegue al espectador, fabuloso. Considero que la obra es un conjunto y un elemento importante es la mirada. A mí me gusta que la obra genere placer visual y si llegue a generar placer es que llegue a vos” destaca Castro.

Es claro que en cada obra hay una imagen femenina, no es nadie en particular sino un personaje que la artista crea, por momentos tiene actitudes más duras, como los rasgos, “pero no deja de ser bella”, argumenta Fabiola. En algunas obras Poseidón danza en el agua, es el mar y al moverse genera el arcoíris, en otras sus cabellos largos generan el movimiento de las olas, y en una en particular ella es el mar. “Para crear estas escenas no solo es necesario el personaje, sino también el volumen y la carga” explica Castro, refiriéndose a la cantidad de óleo que se necesita para producir la textura de cada obra con determinadas paletas.

El trabajo técnico pictórico es sumamente minucioso, para pintar no solo se necesita saber la técnica, sino además tener mucha práctica, por ello el trabajo de cada artista es personal y cada uno define sus herramientas. Fabiola trabaja con espátula, por momentos con escarbadientes y también con pinceles, cada momento tiene su relevancia en el trabajo de una obra, pero además se debe hacer a conciencia. Las paletas que Castro utilizó para “Poseidón” son grises de color para las arenas, azules, verdosos, celestes y diversos tonos que nos acompañan día a día en el mar y en el cielo patagónico. “Esta serie tiene mucha carga (óleo) he trabajado a espátula, por momentos esta vestida de mar en otros la espuma es el vestido, hay una simbiosis entre el mar y mi Poseidón. El color de nuestra arena que es muy particular y eso hay que trabajarlo” manifiesta Fabiola con una sonrisa.

Con respecto a la textura, Castro expone que por momentos es visual y por momentos se abre y define, por ello a veces, “la imagen parece expresionista, porque la misma carga genera el contraste” explica. Para generar el volumen trabajó con escarbadientes, definiendo los excesos y la exageración, dos elementos que particularmente definen a Fabiola en sus obras. “Trabaje la escenografía, últimamente me dedicaba a la estructura, lo que era la obra y dejaba de una manera más simplista lo que era el entorno, en este caso tanto en el entorno como en la figura hay un trabajo, en algunos momentos esa musa pasa a ser el entorno” describe, mientras con sus manos indica como sucede en la obra.

La Cápsula: “Entre sábanas”

Los artistas son profesionales de la innovación, se transforman constantemente y lo exponen a través de sus obras, La Cápsula: “Entre sábanas”, es una muestra de ello. “A mí me gusta pintar siguiendo distintas líneas, La cápsula empezó siendo un juego y después decidí incorporarla dentro de la serie de éste año, pero no es un eslabón perdido” aclara Fabiola. La Cápsula son 4 obras de 4.60mt que forman parte de la serie 2018, con una particularidad todas se trabajaron con el color lavanda, una gama que va desde el violeta al purpura, entre ellos los violáceos grises, una paleta con mucha apertura visual. Castro detalla que son colores melancólicos, románticos, sufridos y al mismo tiempo ostentosos y lujosos, dado que el violeta era usado por la realeza.

Estas 4 obras tienen una línea de trabajo distinta a Poseidón, son obras con realismo pero en la gama de lavanda, “Me enfoque en esta paleta porque quería esa cosa más tranquila. Se dice que el lavanda es un color que está equilibrado en el yin y yang porque está equilibrado, tiene su parte femenina y su parte masculina. Entonces es un color de armonía, se usa para generar cierto equilibrio” determina Fabiola. En estas obras que componen “La cápsula: Entre sábanas” hay un cambio de técnica, con un manejo del volumen, luz y sombra, distinta a Poseidón, es un trabajo más suave y más realista (sin llegar a ser hiperrealismo), “Es mi perlita, es la colección Cápsula, es como la moda” dice entre risas Fabiola en el salón de exposiciones del Hotel céntrico.

Fabiola Castro y su madre posan junto a las obras que componen la cápsula.

Pintar 24hs, los 7 días de la semana

Fabiola hizo sus primeros trazos a los 15 años al ingresar al Magisterio en Artes Visuales  de nivel Terciario, mientras cursaba sus estudios secundarios en el Instituto María Auxiliadora. En 1989 egresó con  el título de Maestra en Artes Visuales de la Escuela Superior de Arte N° 806.   Y en 1992  culminó el Profesorado Superior de Plástica con especialidad en Pintura en la Escuela Superior de Arte N° 806. Es docente de nivel medio y dedica largas horas a sus obras, para Fabiola pintar es una forma de vida que disfruta cotidianamente, su interés en mostrar la belleza tiene que ver con la importancia de crear lo bello, “Bastantes cosas feas hay” afirma cuando le consultan por qué pinta lo que pinta.

“Yo siempre digo, con mi pintura no voy a sacar el hambre de nadie, ¿Qué voy a mostrar la decadencia del mundo, la decadencia del dólar? No, trato con mi pequeño granito de arena generar un poco de belleza. Si te llega y sabes mirar, porque hay gente que no sabe mirar, si te llega fabuloso. Pero mi objetivo es generar un pequeño placer visual, por eso uso mis ojos para pintar” manifiesta Castro. Sus palabras son directas como un puñal que no lastima pero que nos hace pensar, sobre el consumo de lo trágico, lo banal y a veces poco constructivo. Por eso la invitación para acercarnos a mirar, observar y ver belleza no deja de ser tentadora, hasta el 18 de noviembre podes visitar Poseidón + La Cápsula: “Entre sabanas” en Moreno 725, entrada libre y gratuita. “Poseidón y La Capsula, son dos cosas que se contraponen, Poseidón es una y Cápsula es otra, que pertenecen a la misma persona pero tiene características totalmente distintas, técnicamente compositivamente. En realidad el punto de unión es el artista” culmina Fabiola y se despide para acercarse a los visitantes que le consultan por las obras.

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -