Daiana Molina la mamá boxeadora que entrena para ser Campeona Mundial

Su mayor pasión comenzó cuando veía las peleas de la Marcela “Tigresa” Acuña, cada festival la motivaba, hasta que decidió sumarse en el boxeo amateur. Sus conocidos pensaron que boxear era una locura, pero su familia la apoyó siempre. Hoy Daiana Marisa Molina, con 3 peleas como profesional, sueña con ser campeona y entrena duro todos los días para lograrlo.

Con 24 años, Daiana es una joven madre que lleva adelante su hogar con dos hijos, Lara Jazmín (4) y Leonel Isaías (3) Rivero.

“Desde chiquita me gustó el boxeo. Tenía doce o trece años y mi papá miraba las peleas en la tele, entonces yo decía, quiero ser así, yo quiero pelear. Cuando la vi pelear a la “Tigresa” Acuña, dije yo quiero ser como ella. A los 16 años pude entrenar con Mardones y a los 17 hice mi primera pelea. Mardones me enseñó la mayoría de las cosas pero luego se mudó”.

“Entrené con Jorge Soto en el Velódromo y en el gimnasio Nº2. Mi primera pelea fue en el 2011 con una rival de Enrique “Quique” Zenit”.

Dos embarazos seguidos la dejaron fuera del ring

Cuando estaba totalizando 20 peleas se embarazó: “A los 19 años paré porque nació mi nena, a los 21 nació mi nene, y luego volví al boxeo entrenando con Alejandro Rodríguez en Camioneros, necesitaba ponerme en forma. Estaba el preparador físico Emiliano Sillero y me ayudó a bajar 18 kilos. Peleé con 64 kg, marcando mi regreso con Gutiérrez y preparada por Omar Sexton”.

Cuando entrena una niñera cuida a sus hijos

Llega al gimnasio, se entrena y vuelve a ser la mamá de siempre en su casa. “Creo que si no hubiera hecho boxeo estaría loca. Fue tener dos nenes prácticamente juntos, antes entrenaba una o dos horas a full, y ahora que mis hijos van al jardín mi familia me ayuda a cuidarlos en ese ratito que entreno”, cuenta.

Emanuel Rivero, boxeador amateur y que tenía una muy buena proyección en su carrera deportiva, es el padre de los hijos de Daiana, “este año me estoy dedicando más al boxeo, incluso existe la posibilidad de ayuda del intendente Carlos Linares que junto al Vasco Arisnabarreta fuimos a ver”.

Representa al Barrio Máximo Abásolo

Su madre Patricia no puede ver las peleas de Daiana, se pone muy nerviosa y le hace mal. Sus hijos aunque son chiquitos un par de veces la vieron pelear en videos y después les cuentan a los nenes del Jardín que su mamá se pone los guantes y pelea.

Totalizó 32 peleas amateur de las cuales ganó 24, empató 4 y perdió 4, luego pasó al profesionalismo donde tiene 2 peleas ganadas y 1 empate.

Te puede interesar
Continúan las tareas de mantenimiento en calles afectadas por la lluvia

“Lo que me motivó a volver al boxeo es llegar a ser como la “Tigresa” Acuña, quiero ser campeona mundial de boxeo. Y mis hijos para que cuando sean grandes vean que mamá no se rindió, siempre siguió por más y teniéndolos a ellos”.

“Crecí físicamente y estoy en súper gallo, me siento cómoda en esa categoría. Yo creo que llegaré, el Vasco -Arisnabarreta- me tiene fe, incluso me decía que cuando tenga a mis hijos luego vuelva a pelear”.

“Cuando debuté como profesional fue estar a un paso de mi sueño. Mi papá Ricardo Molina siempre estuvo de acuerdo, me apoyó en mi carrera amateur y me fue a ver a todos lados”, revela Molina.

El sueño de ser campeona mundial

Los cuatro hermanos varones cuando pueden van a verla pelear, ninguno es boxeador. “Tengo que recuperarme del brazo derecho, aparente es una distensión de ligamentos, por lo que tuvimos que cancelar la pelea de noviembre. Estaré peleando en diciembre en el último festival del año”.

Entrena en el Gimnasio Municipal Nº 1 con Julio Vargas. “Mi sueño es ser campeona del mundo. Conozco chicas que fueron buenas boxeadores y se quedaron en el camino luego del embarazo. Yo digo que si uno quiere, puede. Por eso, en este Día de la Madre quiero agradecerle a mi mamá por apoyarme siempre, diciendo las cosas justas. La quiero mucho, siempre uno tiene la mejor mamá del mundo”.

Mensaje para las mamás boxeadoras

“No se queden, por más difícil que parezca se puede llegar a lo que quiere, una tiene que demostrarle a sus hijos, que no se quedaron por ellos, sino que lucharon”, asegura Daiana Marisa Molina.

 

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -