Flor Nieto y su primer libro: “Escritos impacientes para gente sin tiempo”

“De todas las palabras que existen, yo elijo estas”. Así comienza “Escritos impacientes para gente sin tiempo”, Flor Nieto tiene su primer libro entre manos. Lo presentó el viernes en el Teatro el Dislocador. Un libro que promete leerse en 15 minutos que ahora también es tuyo, mío y de Instagram.

-¿Qué es Escritos impacientes para gente sin tiempo y por qué la definís como una obra multifunción?

– Escritos impacientes para gente sin tiempo es un compilado de poemas y textos muy breves. Tiene casi 200 páginas pero se puede leer en 15 minutos. Es una obra multifunción porque está creada para ser de alguien más, para ser lo que sea. Tiene silencios para completar, se puede leer en cualquier orden, se puede intervenir, se puede escribir, se puede ilustrar, se puede pintar, usar como lista de compras para ir al súper, como agenda, como bloc de notas. También se puede fotografiar y subir a redes sociales. Puede ser lo que sea que el lector quiera que sea. Más allá de que sea mío, sé que lo voy a usar para anotar las cosas que tengo que hacer y tirar indirectas por Instagram -risas-.

-El diseño editorial estimula la intervención del lector ¿Cómo surgió la idea?

– En el 2013 me mudé a La Plata para hacer el posgrado en Periodismo Cultural y los domingos iba sola a la feria de Plaza Italia a comprar pan relleno y libros. Revisando cajas, me topé con Destroza este diario, o Wreck This Journal, de Keri Smith. El libro te va tirando consignas para dibujar, trazar líneas, romper, meter en la ducha, quemar, coser, rasgar, pegar, etcétera. Lo compré porque me pareció una genialidad: la mina hizo un libro en tres minutos que te hace laburar a vos -risas-. Después entendí que era más que eso. Entiendo que es el punto y que las consignas están buenas, pero la intervención guiada no me atrapó. Completé una página, me aburrí y se lo regalé a mi hermana. El año pasado, ya con Destroza este diario completamente olvidado, se me ocurrió hacer un libro para leer en 15 minutos e intervenir. Después me quedé pensando: “¿De dónde saqué la idea?” y me acordé.

No fue a propósito, pero está bueno reconocer lo que nos influencia, aunque sea sin querer.

Además recién terminaba Éramos unos niños, de Patti Smith y en partes muy breves cuenta cómo publicaba sus propios libros de poesía de forma independiente ¿Quién no quiere ser como Patti Smith?

-Contás que se te ocurrió en la parada del colectivo el día que Axel (tu novio?) se fue en moto a Ushuaia ¿Los escritos ya estaban todos y la idea fue compilarlos o surgieron nuevos?

– Axel es mi novio, era mi novio en el colegio y nos volvimos a encontrar en el 2015 cuando fui sola a un Aniversario de Unification en el Sótano. Sí, hacía muchas cosas sola -risas-. No nos volvimos a separar. Él no lee mucho, casi nada. Le gustan las historias pero no tiene mucha paciencia -risas-. Cuando se fue solo en moto a Ushuaia, se me ocurrió la idea en la parada de colectivo y empecé a escribir. Algunos ya los tenía, pero casi todos son nuevos. Cuando Axel llegó a Ushuaia le mandé el primer borrador y le gustó. Se lo mandé a mi hermana, que lee desde el Lobo Estepario de Hermann Hesse hasta 50 Sombras de Grey, y le gustó. Se lo mandé a mi amigo Míster, músico de Rock-poeta-profe de la Facultad de Periodismo de La Plata, y le gustó. Más allá de que me quieran -risas- sabía que me iban a decir la verdad: “Dale con todo” o “No, Flor, esto no está bueno”.

-¿Cómo diste con la editorial? ¿Cómo fue el proceso de edición?

– Literalmente googlée: “Cómo publicar un libro” -risas-, aparecieron varias editoriales, les escribí y me reuní con ellos en Buenos Aires. Autores de Argentina fue la que más me gusto, me parecieron muy piolas, las oficinas son hermosas, son muy profesionales y siempre están en la Feria Internacional del Libro. De hecho vendieron un ejemplar en la Feria de este año, yo ni sabía ni lo anuncié ni nada. No lo compró un amigo, ni un pariente ni alguien que me conoce. Lo compró alguien porque le pintó, es tremendo. El proceso de edición fue bastante rápido pero yo lo hice lento por nueva. Al principio no sabía qué quería para la tapa y me daba vergüenza que estuviese mi cara, así que terminamos usando una foto que me sacó Axel en el estacionamiento de un supermercado. Tuve el ejemplar de corrección como dos meses sin abrir porque me daba miedo. Del original se modificaron dos textos, el resto quedó como estaba. Quise hacer algo real, honesto y rápido. – Después de la presentación en Comodoro, presentás el libro en La Plata y ya tenés fecha para la próxima Feria Internacional del Libro en Buenos Aires…para una periodista rockera ¡parece una gira! ¿Hay más destinos? – Ay gracias -risas-, iba a presentar el libro en julio pero llegó y varios me preguntaron dónde lo podían comprar así que quise aprovechar y adelantarlo. Después de la presentación, el 22 de junio en Teatro Dislocador, viajamos a Croacia a visitar a mis hermanos. A la vuelta, armaremos presentaciones en La Plata, Capital, y cerramos con otras ciudades. Todavía no definimos nada, pero sería lindo llegar lo más lejos posible. Aunque también tengo que trabajar e Internet no siempre anda bien en todos lados -risas-.

– Contanos quién escribió el prólogo que es tan personal.

Míster, escritor del prólogo

– El prólogo lo escribió Ramiro García Morete, alias Míster, cantante y violero de Las Armas Bs. As. Es uno de mis mejores amigos y una persona que admiro mucho. Siempre le digo que es el Bob Dylan de mi Patti Smith, además imita a Bob muy bien -risas-. Nos conocimos haciendo Long Play, un programa de Rock Platense de Radio Universidad Nacional de La Plata. Enseña Comunicación Escrita en la Facu de Periodismo de la Universidad de La Plata y escribe muy bien. Las letras de las canciones están buenísimas, sus textos también y es un honor que haya participado en el prólogo: porque me conoce, porque lo quiero mucho y es uno de mis poetas favoritos. No le gusta que le digan escritor, pero si Bob Dylan ganó el Nobel a la Literatura por sus letras, supongo no le molestará estar en el rubro.

– El tiempo y la impaciencia están presentes, hay algo de “oda al momento presente” ¿Por qué?

– Porque la fibra óptica nos jodió la paciencia -risas-. Es un cliché decir que ahora todo es inmediato, es ya, después es tarde pero algo así es. Yo soy re de dejarme o dejar lo que realmente me gusta para después, por eso tardé tanto con el libro. Me gusta la espera de lo deseado, pero ahora todo es ya. Y no está mal, es diferente y tiene su encanto. A mí me fascinan las Redes Sociales, trabajo de eso y de hecho mi emprendimiento de llama The Inmediato -risas-, el libro tiene mucho de lo instantáneo, de lo simple, de apropiarte, de intervenir, de hacerlo tuyo ya. Rápido no es líquido, simple puede ser profundo y a veces necesitamos un par de palabras en vez de párrafos infinitos con conceptos impronunciables. Eso también me gusta, de hecho tengo muchos libros así, pero esto es otra cosa. Alguien dijo que la obra era poesía millennial y me causó mucha gracia. Y sí -risas-.

Te puede interesar
“La alegría y la paz interior que refleje un niño en su día a día nos indica que estamos haciendo las cosas bien”

– Hay un hilo conductor que tensa la melancolía y la pulsión de la vida, el amor y el olvido ¿Alguien gana o siguen tironeando?

– Me gustó mucho la apreciación, gracias. Es así. Creo que siempre van a tironear. Dije desde un principio que quería ser honesta y mantengo. En mi experiencia, hace 10 años que tengo Tiroiditis de Hashimoto y la depresión es algo normal, vivo con eso y estoy acostumbrada, al principio lo sufría onda: “¿Por qué a mí?” y todo el drama novelero. Igual uno tiene que pasar por eso para darse cuenta. Ahora es más: “Esto forma parte de mí y me hace ser quien soy”. El libro lo refleja bastante. Uno tiene que tirar mucho para no caerse. No creo que me pase solo a mí, ni sea exclusivo de una condición crónica. Todos tiramos siempre. En mi blog viejo, que se llamaba Mi Vida Crónica, hablaba mucho de eso, de que los finales felices no existen porque siempre hay un después. No estoy diciendo nada nuevo, pero creo que la vida se trata de qué predomina más: la melancolía, la pulsión de la vida, el amor y el olvido. Una mujer muy sabia me dijo que dormir era como practicar estar muerto. Creo que predomina la pulsión y el amor, sino ni nos levantaríamos. Sin el impulso tampoco existiría el libro. Creo que siempre gana la vida.

Escritos impacientes para gente sin tiempo es un compilado de poemas y textos muy breves. Tiene casi 200 páginas pero se puede leer en 15 minutos. Es una obra multifunción porque está creada para ser de alguien más, para ser lo que sea. Tiene silencios para completar, se puede leer en cualquier orden, se puede intervenir, se puede escribir, se puede ilustrar, se puede pintar, usar como lista de compras para ir al súper, como agenda, como bloc de notas”.

– Le dedicas el libro también a Instagram ¿por qué?

– Porque está súper influenciado por las redes sociales, es para compartir y me pareció divertido. Es como decir: “Mirá esto, esto es para vos. Si te gusta subilo a Instagram y hacelo tuyo”.

– Varios textos los escribiste en el colectivo y el libro se lo dedicas a una red social. Desde dónde te gusta más mirar el mundo ¿desde la ventana de colectivo o desde la ventana de las Redes Sociales? ¿Vemos el mismo mundo desde las dos ventanas?

– Gran pregunta. Las ventanas son súper diferentes. Uno puede hacer una curaduría desde las Redes Sociales. Podés elegir qué seguir, qué querés ver, cuándo verlo, cuánto tiempo. Podés construirte una burbuja en donde todos son felices, piensan como vos, tienen un cuerpazo, ropa cara y se van a Nueva York todo el tiempo. Las Redes Sociales tienen una cuota de ficción muy grande. Uno también elige qué mostrar. La ventana del colectivo te muestra la realidad, lo crudo, lo hermoso, lo que a veces no querés ver, lo que pasa en el momento sin filtro, lo cotidiano, te permite pensar y crear cosas nuevas. Todo se me ocurre en el bondi. Estoy escribiendo una novela y se me ocurrió en el tren, cuando viajaba cuatro horas por día para ir a Capital a trabajar. Lo que pasa es real, tiene dimensiones, no es una foto sacada de contexto. Siempre me dicen que aprenda a manejar, que no puedo viajar siempre en bondi, la verdad es que hace mucho frío y no siempre pasan seguido -risas- pero no quiero vivir en estrategias de marketing. Hay cosas muy valiosas que nos perdemos yendo de un lugar a otro mirando pantallas.

– Decís que desde siempre deseaste ser escritora. Este entonces es un sueño cumplido me imagino. Y ahora estás escribiendo una novela ¿De qué se trata? ¿Hay fecha de publicación?

– Es un comienzo lindo, me falta un montón. Como escritora, como periodista, como emprendedora. Y me encanta que así sea, no sé si hay algo que me guste más que aprender y mejorar. La novela se trata de las relaciones que no funcionan, no porque alguien tenga la culpa sino porque simplemente no funcionan, de la búsqueda de amor constante en un mundo en el que hay tanta gente que las opciones parecen infinitas y uno nunca se queda con nada. Los capítulos se pueden leer por separado, son unidades en sí. Los personajes son una especie de arquetipo y desprenden muchas imágenes. Hay situaciones, textos, poemas, también es un híbrido. No hay fecha de publicación, hace años trabajo de a poco. Si quisiera terminarla tendría que sentarme mínimo dos meses a hacer solo eso y soy demasiado inquieta. Lo tengo pendiente y sé la voy a terminar. No sé cuándo, pero con esto no quiero ser impaciente -risas-.

Flor Nieto se define como licenciada en Comunicación, periodista rockera y Miss Chubut jubilada. Vive entre Buenos Aires y Patagonia. Todavía no terminó la Especialización en Periodismo Cultural (Universidad Nacional de la Plata) pero ya empezó el Máster en Marketing Digital Business (Instituto Internacional Español de Marketing Digital (IIEMD) porque dice “en realidad no quiero mucho de nada sino un poco de todo”. Conocé más sobre Flor: www.flornietoblog.com
Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -