Perpetua para Ariel Díaz por el femicidio de Natalia Rivero

Un tribunal oral de Dolores condenó a la pena de prisión perpetua por femicidio a un sujeto que degolló a su pareja en un hecho ocurrido en febrero de 2015 en una vivienda de General Madariaga, delante de la pequeña hija de 3 años de la víctima, que posteriormente en Cámara Gesell brindó información clave que ayudó a lograr la contundente sentencia.

Ariel Díaz degolló a su pareja Natalia Rivero en una casa del partido bonaerense de General Madariaga en 2015 delante de la hija de tres años de la víctima.

El hombre de 29 años está detenido desde el 26 de febrero de 2015, cuando atacó con un cuchillo de carnicero a su pareja Rivero, en la casa que compartían en General Madariaga.

“Díaz degolló a Natalia, sin importarle siquiera que la víctima se encontraba en ese momento con su pequeña hijita de tres años”, contó el abogado querellante Julio Torrada, titular de la organización “Vivas nos queremos”.

“Natalia era madre de esta pequeña que fue testigo del femicidio, pero también de otras tres niñas. Las cuatro son menores y no reciben ningún tipo de asistencia, ayuda o acompañamiento desde el Estado. Por ellas es que pedimos se vote la ley de brisa, y así tengan acceso al derecho de recibir un ingreso económico mensual y asistencia médica. Es urgente”, señaló Torrada.

A través de una Cámara Gesell, procedimiento que se realiza a personas menores de edad con ayuda de profesionales, la chiquita de tres años pudo decir en palabras, dibujos y juegos lo que había ocurrido con su mamá.

“Fue clave el aporte de la hijita de Natalia. Más allá de todo el trabajo que se realizó para llegar a esta condena, hay que poner en valor a la pequeña y su valentía”, dijo Torrada.

Acerca de la sentencia, se pudo averiguar que el Tribunal Oral en lo Criminal 1 del Departamento Judicial de Dolores determinó la responsabilidad de Díaz en relación al femicidio de Rivero, por lo que resolvió una condena de prisión perpetua por el homicidio, con los agravantes de la alevosía y haciendo foco en el Inciso 11 del Artículo 80 del Código Penal, que define los hechos cometidos en el marco de violencia machista.

“Se probó que se trató de un femicidio, y el tribunal acompañó incorporando esta figura penal como agravante”, explicó Torrada.

“Durante el juicio fue importante el aporte de muchos testigos, que no tuvieron miedo de contar lo que sabían a pesar de las amenazas del propio femicida desde la cárcel, donde gozó de acceso a redes sociales. Es un hecho a revisar por las autoridades”, concluyó el abogado.

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -