La división en torno a Karl Marx resurge en Alemania en el bicentenario de su nacimiento

Alemania empezó a celebrar este sábado el bicentenario del nacimiento de Karl Marx en un ambiente de controversia, con varias manifestaciones previstas para denunciar la herencia política del filósofo y de la “dictadura del proletariado”.

En la mañana se inauguró una exposición permanente en la casa natal del autor de “El Capital” en Tréveris, donde nació Marx el 5 de mayo de 1818.

En total hay cerca de 600 eventos programados, incluyendo exposiciones, conciertos, obras de teatro y conferencias en los próximos meses en Tréveris para conmemorar al pensador del siglo XIX, inspirador del comunismo.

El punto fuerte de las celebraciones fue en la mañana del sábado, con la controvertida inauguración de una estatua de bronce del pensador de 5,5 metros de altura, regalo de China, país que sigue siendo comunista.Pero las celebraciones no provocan unanimidad. Una asociación que representa a las víctimas del comunismo llamó a protestar contra el pensador, a quien culpan de haber inspirado a los regímenes estalinistas.

“Nosotros queremos protestar a viva voz contra la inauguración de la estatua de Marx y que se escuche nuestra preocupación por esta glorificación del marxismo”, dijo Dieter Dombrowski, presidente de la Unión de Grupos de Víctimas de la Tiranía Comunista.Por su parte, la formación de extrema derecha Alternativa para Alemania (AfD) llamó a una marcha en silencio bajo el lema “Bajar a Marx del pedestal”.

Y otro grupo pretende marchar en una contraprotesta para aguar la manifestación de AfD.Marx desarrolló sus teorías en un momento en que la Revolución Industrial cambiaba profundamente la sociedad. Su obra central, “El Capital”, se convertiría después en una asignatura obligatoria en el mundo comunista.La lista de pensadores y movimientos que se declararon deudores de Marx abarca organizaciones como las FARC en Colombia, el Partido de los Trabajadores Kurdos (PKK) y grupos altermundialistas.

El presidente chino, Xi Jinping, dijo el viernes que el partido comunista de su país siempre iba seguir siendo “un guardián” del marxismo.

El legado de Marx fue ridiculizado en Alemania Occidental durante la Guerra Fría, en oposición al culto al otro lado del muro, en la RDA. Pero desde la reunificación, el capitalismo desenfrenado y el descontento han alimentado un renovado interés por la obra de Marx.

Rainer Auts, director de una empresa que supervisa todas las exhibiciones sobre la vida de Marx, su obra y su legado, dijo que más de un cuarto de siglo después de la reunificación, es el momento de volver a analizar a este filósofo que tanta división provoca en Alemania.”No estamos buscando glorificarlo ni vilipendiarlo. Pero queremos mostrarlo como una persona de su tiempo, al igual que señalar dónde se pudo haber equivocado”, explicó a la AFP.

La colosal estatua enviada por Beijing ha desatado acusaciones de que la ciudad busca captar a turistas chinos o atraer inversiones.

El alcalde, Wolfram Leibe, niega las acusaciones y dijo que se trató simplemente de “un gesto de amistad” de parte de China.

Para la izquierda radical alemana, muy fuerte en la antigua RDA, no hay lugar para las críticas contra la herencia de Marx.

“Si todo el mundo fuera responsable de lo que se hizo en su nombre, Jesucristo no debería estar presente en ninguna iglesia”, apuntó el sábado una de sus dirigentes, Sahra Wagenknecht, en un diario regional alemán.Hasta el presidente de la Comisión Europea, el conservador Jean-Claude Juncker, respaldó el homenaje: “Marx no es responsable de todas las atrocidades por las que deben responder sus supuestos herederos”, dijo el viernes en Tréveris durante una ceremonia por el bicentenario.

El presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier, dijo el jueves que la figura de Marx debería seguir siendo un tema de controversia, como hasta ahora.

“Creo que nosotros, los alemanes, en 2018, no deberíamos ni inflar ni proscribir a Marx de nuestra historia”, argumentó.

“No deberíamos ni tener miedo de Marx ni construir estatuas doradas de él. En pocas palabras, Marx debería seguir siendo controversial”.

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -