La Argentina y otros cinco países abandonan la Unasur

Acusan a Venezuela y Bolivia de bloquear su funcionamiento; se trata de un organismo que impulsaron Lula, Kirchner y Chávez
Cansados ante la falta de resultados, producto del bloqueo permanente de parte de Venezuela y, en menor medida, de Bolivia , seis países decidieron suspender por tiempo indefinido su participación de la Unión de Naciones Suramericanas ( Unasur ). Se trata de la Argentina , Brasil, Chile, Colombia, Paraguay y Perú.
Después de varios intentos por reflotar el bloque regional, la salida de los seis países representa casi un golpe de knock-out para el organismo. Es que además de no participar de las reuniones, el alejamiento significa el fin del financiamiento.

En una carta enviada al canciller de Bolivia -que ocupa la presidencia pro tempore del bloque-, los ministros de Relaciones Exteriores de los seis países, entre ellos el canciller Jorge Faurie , dijeron que dejarían de participar en las actividades de la Unasur.

“Es una institución que se olvidó de América del Sur”, describió a LA NACION Fulvio Pompeo, secretario de Asuntos Estratégicos y uno de los asesores del presidente Mauricio Macri en materia internacional.

Según el comunicado, en la nota enviada al canciller Fernando Huanacuni argumentaron los problemas de funcionamiento del bloque. La carta “responde primero a la urgente necesidad de resolver la situación de acefalía de la organización”, agregaron.

Según informaron fuentes oficiales, la falta de conducción del organismo, que se prolonga desde hace varios años, se agravó a partir de enero del último año. La Argentina, como presidente pro tempore intentó designar un secretario general -el candidato de Macri fue el embajador en Chile, José Octavio Bordón-, pero no lo logró por la falta de consenso. En todos los casos, el régimen venezolano de Nicolás Maduro y Bolivia se opusieron.

“Preocupa enormemente que no se haya alcanzado un consenso para dar por terminados los contratos del personal directivo y el jefe de gabinete de la organización”, según denunciaron fuentes de la cancillería argentina.

Un “boicot” permanente
Los países que decidieron dejar la Unasur lamentaron que durante “la presidencia de la Argentina, pese a sus esfuerzos, no haya podido avanzar en su propuesta de articulación y coordinación con otros foros regionales para evitar duplicación de agendas y concentrar esfuerzos de Unasur en la consecución de los objetivos iniciales: infraestructura e integración física y energética, entre otros”.

A partir de ahora, la Argentina, Brasil , Chile , Colombia , Paraguay y Perú no participarán en las distintas instancias del bloque regional que se creó en 2008.

“No están dadas las condiciones para adoptar decisiones en el ámbito de Unasur”, aseguraron en un documento conjunto. Si bien esto significa prácticamente el final de la Unasur, Ecuador -donde funciona la sede central del bloque- está intentando sostener al bloque en el que quedaron, además de Ecuador , Venezuela y Bolivia, Uruguay , Guyana y Suriname.

Desde que fue electo, Macri siempre privilegió el funcionamiento del Mercosur sobre la Unasur, que tuvo una impronta muy fuerte durante los 12 años de kirchnerismo. De hecho, su fundación se debió al impulso del exlíder y presidente venezolano Hugo Chávez, respaldado inmediatamente por los entonces presidentes de la Argentina Néstor Kirchner y de Brasil Luiz Inacio Lula da Silva, con el objetivo de contrarrestar la influencia de Estados Unidos en la región.

“Cada vez que intentó hacer algo lo boicotearon”, explicó un hombre con acceso al despacho presidencial. Una de las particularidades del funcionamiento de la Unasur es que todas las decisiones deben ser unánimes.

Pese al conflicto y el alejamiento de los seis países de la Unasur, el canciller boliviano, al ser consultado en Quito, dijo ayer no tener información oficial sobre la salida de los seis países y anticipó que estaba previsto convocar a una reunión de cancilleres para mayo. Cerca de Macri, por las dudas, ya anticiparon que si no se producen “cambios profundos” no participarán.

Desde que asumió, en diciembre de 2015, Macri planteó un cambio radical en la política exterior de la Argentina. Desde entonces, la Unasur dejó de ser una prioridad para el Gobierno, que se focalizó en liderar la región desde el Mercosur.

La resolución de anteayer, en definitiva, no sorprendió a nadie en la Casa Rosada. Macri ya la tenía en carpeta desde hace meses. Una de las principales razones es que el Presidente no quiere compartir nada con Maduro. De hecho, es uno de los principales detractores del régimen venezolano.

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -