Vecinos del barrio Las Américas reclaman por los servicios básicos

Piden red de gas, de agua y cloacas; actualmente solo cuentan con electricidad pero mencionan que la tensión es muy baja y que les cobran hasta quince mil pesos por mes.

Los vecinos de barrio Las Américas solicitan que se lleven a cabo las obras necesarias para instalar los servicios públicos, ya que no cuentan con gas, agua ni cloacas, el único servicio que tienen es energía eléctrica pero señalan que la tensión es baja y que la SCPL les cobra alrededor de quince mil pesos por mes.

El miércoles funcionarios de Obras Públicas estuvieron presentes en el barrio donde se reunieron con los vecinos para conocer la situación en que se encuentran, aunque no hubo confirmaciones sobre las obras.

Varias vecinas del sector bajo del barrio hablaron con Crónica para plantear los problemas que les genera no tener servicios, mensura y cordón cuneta. Por otra parte sostienen que por pertenecer a este barrio son estigmatizadas, ya que se considera que es un barrio de inmigrantes. En este sentido aclaran que la mayoría de los habitantes son argentinos, de la zona y de otras provincias, así como también hay migrantes de Bolivia y Paraguay, aunque mencionan que de todos modos no se los debería discriminar por su origen.

Reclamos de los vecinos

Los vecinos entregaron una nota en la Municipalidad donde solicitan que se finalice el trámite de la mensura que se inició en 2015, ya que es fundamental para iniciar el resto de servicios.

Carolina Arias reside en el barrio hace catorce años y es una de las vecinas que se está encargando de hacer gestiones para obtener mejoras en el sector. Hasta el momento consiguieron que se colocara un transformador y alumbrado público.

“Estuvimos con la gente de obras públicas y lo que estamos exigiendo hace más de catorce años es que no tenemos servicios y hay solamente una parte donde se hizo el cordón cuneta, está el presupuesto pero siempre hay una excusa para no trabajar acá y no terminar las obras, eso a todos nos inquieta” dijo, y en este sentido reclamó que las obras “hace tiempo que se vienen proyectando pero nunca se hace nada”.

Sobre las mensuras mencionó que “todavía no tenemos la mensura, están modificando algunas cosas y eso está en proceso”.

Críticas contra la vecinal

Desde el sector “bajo” del barrio expresaron su disconformidad con la actual comisión de la asociación vecinal. Sobre el tema Ritossa señaló que “el barrio es muy grande y se divide en distintas partes, en algunas partes no nos informan, no nos toman en cuenta a la hora de tomar decisiones, sobre las cosas que se van a hacer o que se está pidiendo”.

Leer más  García: “Esto se logró por un gran trabajo de Hábitat del Municipio”
Leer más  Linares: “Estamos construyendo infraestructura integral en los barrios”

También Arias dijo que no les avisan de las reuniones y que los actuales vecinalistas no se ocupan de los reclamos, por esta razón se están encargando de hacer los reclamos y gestiones por su cuenta.

El costo de vivir en barrio Las Américas: Una familia gasta 2 mil pesos en garrafas y 15 mil de luz

Las vecinas manifiestan el alto costo económico que ocasiona no tener red de gas y el problema con la electricidad: “trabajamos para pagar los servicios” expresaron.

Por la falta de servicios básicos, las familias de Las Américas señalan que deben pagar un alto costo económico para poder calefaccionarse, tanto en la compra de garrafa, leña y artefactos eléctricos, así como también abonando excesivas facturas de energía a la Sociedad Cooperativa Popular Limitada.

Daniela Ritossa comentó su situación: “tenemos luz nomás, pero no podemos calefaccionarnos porque tenemos baja tensión en la casa. Yo tengo un aire grande de calor y frío, y el tema es que no llega la tensión que tiene que llegar, entonces no funciona. Esto es siempre, desde hace años”.

Asimismo señaló que usan garrafas tanto para calefaccionarse como para cocinar; “usamos entre cuatro y cinco en el mes, pagamos más caro que la gente que tiene gas; gastamos como 2.500 pesos” mencionó la vecina.

En esta línea, Alejandrina Marquina expresó que “tenemos chicos y bastante sufrimos del frío. La garrafa está cara, 550 pesos está, y una garrafa aguanta en una estufa unos dos o tres días. Además en la Cooperativa te dicen que como no tenemos papeles al día y legal, por eso pagamos caro la luz. Nos sale por mes quince o catorce mil”, y lamenta que “lo que trabajamos para eso nomás nos alcanza, no es justo”.

Por eso Marquina señaló: “queremos que terminen las obras lo más pronto posible; a veces vienen, dicen que van a empezar a tal fecha pero no es así”.

También mencionaron que se deben arreglar las calles y colocar cordones cuneta; “no se puede salir cuando llueve, estamos varios días sin poder salir con los autos porque se resbalan por el barro que hay” dijo Ritossa; y otras vecinas coinciden en que la greda que hay en la zona les dificulta para transitar, por lo que ni siquiera pueden llevar a los chicos a la escuela.