Lucas Rígoli con un desarrollo nacional sin límite desde Comodoro

El ingeniero mecánico Lucas Rígoli luego de adquirir experiencia en Europa, no solo en el ambiente de los monopostos, también en categorías nacionales como el TC, ahora desarrolla un auto en Comodoro Rivadavia para correr en el Turismo Pista. El piloto confirmado es Emanuel Abdala, subcampeón de la Clase 2 del TN.

El expiloto de Comodoro Rivadavia, se recibió de ingeniero mecánico en la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco y luego persiguiendo su pasión llegó hasta a Europa.

“Me recibí en 2006, luego me quedé trabajando, tres años en lo que es servicios petroleros, era de alquiler de vehículos. Después me fui a Europa para hacer una maestría, junté el dinero, ya sabía lo que quería hacer. Me fui al País Vasco, había un equipo, el Epsilon Euskadi, que estaba asociado con la Universidad de Mondragón y el director del equipo era un ingeniero argentino, Sergio Rinland de Bahía Blanca, pero había trabajado en la Fórmula Uno, vivía en Inglaterra. Era un equipo que estaba lleno de argentinos, competían en la World Series by Renault. Que vendría a ser la Fórmula Renault 2.0 y la V6, tenían un prototipo de LMP1 de las 24 Horas de Lemans. Ahí me fui a realizar una maestría, como casi todos los argentinos luego te ofrecían trabajo, y me quedé trabajando un tiempo como ingeniero de pista de las 2 litros primero y después de la V6”.

“Más tarde con la crisis financiera el equipo se fundió, no pudo seguir compitiendo, después decidí volverme a trabajar a la Argentina, ingresando al Turismo Carretera con Walter Alifraco. Estuve con ellos 2 años y medio, pero hacía de todo. No era Europa que viajábamos en avión a los circuitos, teníamos autos alquilados, era un contraste bastante fuerte. Y no era que vine al JP, al Lincoln Sport Group o al Haz. Yo mientras estuve en Europa trabajé haciendo desarrollo para Walter Alifraco, fue el año que Altuna salió subcampeón, los autos de Walter estaban andando muy bien. Pero hacia de todo, desarrollo de suspensión, aerodinámico, y trabajaba de ingeniero de pista. Recuerdo que tenía un Megan que le hice como 70.000 kilómetros en un año. Probábamos en todos lados, estábamos en el Mouras y en el TC, mucho trabajo”.

El equipo será íntegro de Comodoro teniendo a Emanuel Abdala como piloto del Chevrolet del STA Racing.

“Volví a Comodoro con una pinza y un destornillador”

Su paso por el equipo de Walter Alifraco en el TC le sumó experiencia en diferentes facetas.

“No era lo que yo me imaginaba, económicamente no era tan bueno. Y con mi esposa decidimos volver a Comodoro en el 2013. Llegué con una mano adelante y otra atrás, con una pinza y un destornillador. Me puse mi taller en la calle Viamonte, me ayudaron amigos, el mismo que me alquiló mi tallercito, mi viejo también ayudó con herramientas. Ahí arranqué haciendo autos de carrera, salimos campeón con el “Mono” (Panquilto).

Atendíamos el auto de Daniel Alzueta, teníamos como 7 u 8 autos, entre R-12, Gol, y TC Austral”.

Nace el proyecto del Turismo Pista Clase 2

Lucas Rígoli cuenta cómo fue que nace el proyecto del Chevrolet para correr en la Clase 2.

“En un momento por circunstancias de la vida fui papá, buscaba un progreso, comencé a dejar el automovilismo de lado y dedicarme al taller, haciendo autos de calle. Pero seguí con los autos de competición. Y luego como hace dos años y medio comencé con la idea de armar algo para ir a competir a nivel nacional. El Turismo Pista Clase 2 era lo más accesible, me parece que es una locura que nunca hubo un equipo de Comodoro Rivadavia que haya ido a competir, y no digo ganar. Roberto Valle sí ha estado con su equipo de competición de Playa Unión, con su equipo de Top Race y TC. Y una ciudad como esta con tantos recursos económicos nunca nada”.

“Me propuse esto, a pulmón, con amigos que me dan una mano. Conseguimos un casco y comenzamos hacerlo. Siempre con la idea de hacerlo bien y sin apuro. Para ir y pelear por algo. Nos tomamos el tiempo necesario. Y siempre en mi objetivo era que se subiera el ‘Manu’ Abdala, si bien nosotros lo conocemos, recobró más renombre con sus podios, triunfos en el TN. Los que seguimos el automovilismo, es lejos lo mejor que se ha visto en Comodoro. Por lo menos lo mejor que he visto yo”, expresa Lucas Rígoli.

Leer más  Thomas Micheloud complicado en los entrenamientos
Leer más  Thomas Micheloud complicado en los entrenamientos

Las pruebas en medio de la pandemia

También el ingeniero comodorense tiene una opinión formada a cerca del piloto que conducirá el TP Clase 2, Emanuel Abdala. “Corriendo es muy bueno, tiene muy buena técnica, es inteligente, creo que está en un momento ideal. Hablé con él, le gustó mucho el proyecto. Ahora estamos en la etapa final, tratando de hacer las pruebas en medio de esta pandemia, eso nos ha frenado un poco. Nosotros necesitamos probar para saber, si bien ya tenemos alguna referencia necesitamos por lo menos hacer dos o tres pruebas más antes de correr”.

“En realidad lo primero que hicimos fueron pruebas en el rolo, en lo de Guillermo Spagnoli, en el kilómetro, probando carburación, y una prueba en el autódromo con el “Manu” Abdala. Buscamos que el motor no tenga pérdida, la puesta a punto, carburación, probar elementos, la transmisión, las pérdidas, se prueban los fallos. Son muchas cosas por probar, hablando de automovilismo profesional”, expresa Lucas Rígoli.

“El piloto se debe poner a dieta”

Y hablando del piloto, a manera de broma, Lucas Rígoli asegura que su piloto tiene que bajar unos 10 kilogramos, porque el Corsa lleva un lastre importante. “Ya se lo dijeron en el TN, que baje unos 5 kilos. Está pesando más de 100 kilos (sonrisas), y si bien es joven con buen estado físico, estos autos saltan muchos, trabaja mucho los brazos y hombros. Y se bajan cansados”.

“Ahora dependemos que nos autoricen a nivel local para probar. Y ni bien venga el ‘Manu’ de correr en el TN estaríamos haciendo otra prueba en el autódromo, ya perdimos una que teníamos diagramada. Ahora tenemos que redondear de hacer un par de pruebas, y también con el motor de correr. Y hacerle las cosas que le faltan a la Transit para estar listos para la primera carrera”, dice Lucas Rígoli.

“En el primer ensayo los tiempos son similares a un Gol”

El auto es muy similar a un Gol, pero se estima que tendría que andar un segundo y medio más rápido, que es un poco el parámetro en el autódromo General San Martín. “Al piloto le gustó mucho la actitud del auto, que es divertido para manejarlo, similar a un TN, con la cola en el aire. Sí tiene 100 caballos menos que un TN. Hicimos en el primer ensayo tiempos similares a un Gol. Ahora habrá que seguir trabajando en la presión dinámica que se debe compensar, carburación, pero en la categoría tienen todos motores Fiat 1.4 con caja de quinta. Pero la diferencia la hará la gran competitividad con equipos de diferentes partes del país. Y es todo un desafío desde Comodoro”, dimensiona por último el ingeniero mecánico Lucas Rígoli.

Un esfuerzo particular y de amigos

El ingeniero local trabajó desde la soldadura de la jaula, acompañado por Sebastián Ayape, entre otros amigos, pero tienen banco de pruebas, flujómetro, arman los amortiguadores, están en todos los detalles.

“La categoría es muy competitiva, si bien existen pilotos conocidos otros no tanto. Todos los que van quieren demostrar, van a matar o morir, otros que están años en la categoría y es un desafío lindo. Pero la idea es estar compitiendo antes de fin de año, buscando hacer las últimas tres o cuatro carreras del año. Por el momento es todo esfuerzo personal, estamos acondicionando una Transit Furgón, para llevar el auto a las carreras”.

“Estamos a casi 2.000 kilómetros donde se corre, y si bien existe la posibilidad entre carreras, de dejar el auto en Bahía Blanca, pero en principio tenemos que traerlo. Y la parte logística también nos está llevando un tiempo, más los recursos. Desde un principio existe un grupo de amigos, muchos sabemos que van a colaborar, pero nunca alcanza, para comprar repuestos, espirales, neumáticos, todo lo que necesita un auto de carrera.

Esperamos sumar más gente. El “Manu” Abdala no aporta dinero, creo a esta altura de su carrera, no tendría que aportar dinero para subirse a un auto de carrera. Y este año no sería nada raro que salga campeón del TN Clase 2”, expresa Lucas Rígoli.