Historias Día del Trabajador: “Costó bastante levantar de vuelta pero se pudo”

Los gastronómicos fueron uno de los sectores más golpeados por las restricciones ya que en parte del año 2020 no pudieron abrir sus puertas, teniendo que adaptarse a las modalidades de delivery o take away, aunque esto no era suficiente para saldar todos los gastos que conlleva mantener un local comercial y una nómina de empleados. Actualmente ya en funcionamiento, recuperan el ritmo habitual aunque marcados por los protocolos.

Al respecto, el barista y mozo de Café Martínez, Omar Alejandro Soman comentó a Crónica que en los inicios de la pandemia “tuvimos un momento difícil, hacíamos servicio de delivery teniendo las persianas cerradas, salíamos a las calles a brindar el servicio a todos los que nos pedían por acá cerca de la sucursal y alguno que otro fuera del centro. Así estuvimos tres meses, después de a poquito se empezó a abrir la actividad gastronómica”.

De todos modos señala que “costó bastante levantar de vuelta pero se pudo, con mis compañeros tratamos de hacer un buen equipo, sacar buenos productos, brindar un buen servicio a los clientes y seguir manteniéndonos”.

El local ubicado en calle Pellegrini cuenta con su protocolo de seguridad, Soman detalla: “Tratamos de cumplir con todos los protocolos: les pedimos por favor a los clientes que cuando ingresen esperen un ratito en la entrada, les tomamos la temperatura, les brindamos el alcohol”, luego guiados por un mozo los clientes eligen la mesa donde sentarse, que están alejadas entre sí para respetar el distanciamiento. Asimismo todos los empleados utilizan barbijo y máscaras faciales.

Leer más  Sol Maldonado, una joven destacada en el campo de la ingeniería

Con respecto a los tiempos futuros, Soman expresa: “Creo que la situación se va a mejorar, mientras tanto depende de la responsabilidad de cada cliente y de cada uno de nosotros, cumplir con los cuidados y los protocolos. Sabemos que tenemos que tener un cierto cuidado para poder volver a la actividad normal”.