Heiber: “No me dejaban ejercer mi función libremente”

Una extraña decisión que sorprendió a muchos en el Poder Judicial de Chubut. Hasta las últimas horas era supuestamente “el protegido” del procurador Jorge Miquelarena. ¿Qué hay detrás de la renuncia del fiscal?


Trelew (Agencia) Es raro que un fiscal o un juez renuncien a su cargo pero pasó en Chubut y ocurrió en las últimas horas en el Ministerio Público Fiscal de Rawson con la salida de Osvaldo Heiber, quien al presentar su renuncia “indeclinable” al procurador General Jorge Miquelarena afirmó que lo hacía porque se sentía “hostigado” por los medios de prensa y por sus propios jefes. “No me dejan ejercer mi función libremente y percibo esto desde hace bastante tiempo”, dijo Heiber.
El ahora exfiscal gozó de todo el respaldo de Miquelarena hasta las últimas horas. Es más, siempre se pensó que Miquelarena lo protegía, le cubría las espaldas ante la sucesión de pedidos de juicio político que le iban apareciendo a Heiber por presunto mal desempeño y desconocimiento del Derecho en causas en las que intervino como investigador y acusador.
En las próximas semanas se sumaría otro pedido de “jury” y una denuncia penal de los abogados comodorenses Cynthia Castro y Gastón Bordier por gravísimos delitos que Heiber habría cometido al respaldar la detención ilegal y el supuesto “armado de una causa” contra el periodista Darío Fernández, el dueño del portal Cholila Online, al que en un feroz procedimiento, encabezado por miembros de la plana mayor de la policía del Chubut lo apresaron en septiembre del año pasado con armas en mano y delante de sus pequeños hijos de 8 y 11 años entre Trelew y Gaiman.
Fernández volvía a Cholila cuando sosteniendo que iba escapando el comisario Néstor Ángel Gómez Ocampo y el comisario Paulino Gómez, el subjefe de la policía y el director de seguridad respectivamente, lo interceptaron en la ruta 25 en un operativo del que participó casi un centenar de policías de distintas jurisdicciones y hasta el mismísimo ministro de Seguridad de la provincia Federico Massoni. Al otro día, Fernández recuperaría la libertad porque tanto ese procedimiento como la causa por la cual intentaban mandarlo a la cárcel, fueron declarados nulos por la jueza Mirtha del Valle Moreno.
“Las conductas de Heiber deberían haber sido analizadas por el Consejo de la Magistratura y no que termine renunciando antes de que eso se produzca”, sostuvo ayer al ser entrevistado por Crónica sobre lo que pensaba de la renuncia de Heiber el doctor Gastón Bordier, justamente, uno de los abogados de Fernández.
“También estábamos preparando sobre la actuación del fiscal Heiber y la plana mayor de la policía, en la causa de Darío Fernández una denuncia contundente, para la que en estos días habíamos estado recolectando prueba de la Oficina Judicial (de Rawson) y del mismísimo Ministerio Publico Fiscal a los fines de fundar la misma. Pero como la denuncia es penal Heiber tendrá que hacerse cargo, más allá de haber renunciado a su cargo de fiscal”, agregó Bordier.
-¿Las denuncias que ustedes iban a impulsar en el Consejo de la Magistratura ya no tendrían razón de ser entonces? Porque él dejó de ser fiscal. Se le apuntó. “Correcto. Esas ya no serían necesario presentarlas, pero sí las denuncias penales que tenemos previstas hacerle; sobre las que venimos trabajando y obviamente requiriendo prueba”, insistió.
“Nosotros lo responsabilizamos porque así quedó plasmado en dos audiencias en las que se intentó abrir una investigación en la causa de Darío Fernández y su exmujer, en donde quedó en evidencia la actuación irregular e ilegítima, tanto del fiscal como de la policía que intervino en aquella detención cerca de Gaiman de Fernández”, contó.
“En aquella ocasión él (por Heiber) habría ordenado la detención salteándose los requisitos constitucionales del Artículo 18, en donde dice que toda persona puede ser detenida siempre y cuando haya una orden escrita de un juez. Él ordenó esa detención y después se quitó la responsabilidad de un seguimiento previo, ilegal, que la policía le hizo a Fernández, reconocido de esa manera en las actas firmadas por Néstor Gómez Ocampo (el subjefe de policía) y el oficial Casalnuovo”, indicó Bordier.
¿Y qué lectura hace usted de esta repentina renuncia de Heiber? Se le preguntó. “Después de haber presenciado ya varias intervenciones ilegales de Heiber y de ver cómo se desempeñaba en su función para nosotros es un alivio y entendemos que va a dejar el cargo a alguien que se dedique realmente en realizar la tarea de fiscal y no como él, que no se ha comportado como un fiscal”, aseguró.
Más adelante entendió: “Creemos que hasta ahora lo estaban sosteniendo, lo estaban apoyando; porque las sanciones administrativas por la conducta desplegada por Heiber no se han producido en ningún momento. Inclusive, el procurador General de la provincia (Jorge Miquelarena) tiene desde setiembre del año pasado para resolver si en el caso de Darío Fernández ha habido algún delito cometido por el fiscal o no, y todavía no ha sido resuelto”, denunció.
“Nada se hizo con respecto a su situación administrativa ni penal, teniendo el procurador la obligación de expedirse al respecto, entendemos que le han dicho: Te vas o tenemos que expedirnos con respecto a este punto”, presumió Bordier.

Leer más  Narcotráfico: “Para cambiar los resultados hay que hacer las cosas de manera diferente”