Huracán lo dio vuelta y se quedó con el clásico

Un gol de Jesús Molina en el primer minuto adicionado, le dio a Huracán la victoria por dos a uno ante Jorge Newbery. El partido se jugó en el Estadio César Muñoz. En el primer tiempo, Oscar Marchant abrió el marcador, pero en el complemento, primero empató Matías Jara y cuando se bajaba el telón, Jesús Molina estableció el segundo y definitivo tanto de la victoria. Huracán sigue líder con puntaje ideal.

¿Puede un futbolista, convertirse en la figura de un partido con sólo quince minutos en cancha? Si. Porque la importancia en el desarrollo de un partido no depende exclusivamente del tiempo en cancha.

Pero son situaciones excepcionales y ayer, en el César Muñoz, se vivió una secuencia con esas características. Porque Jesús Molina ingresó en el minuto 30 del segundo tiempo y en poco más de un cuarto de hora tuvo una influencia mayúscula en la definición del juego.

Una asistencia y una muy buena definición en ese lapso de tiempo, le alcanzaron a Jesús para generar el milagro de dar vuelta el juego y desatar la euforia del mundo globero.

Huracán lo ganó en el cierre mismo del juego, aunque ya había hecho méritos como para quedarse con los tres puntos. Sin ser categóricamente superior, tuvo más aproximaciones al área de enfrente y dispuso de situaciones de gol que no pudo acertar por poco.

En el caso de Newbery, lo suyo fue prolijo, pero no logró la profundidad como para acompañar todo lo que obliga Franco Domínguez. El delantero mendocino es muy influyente en los intentos del Lobo, pero en varias ocasiones tuvo que lidiar entre dos y hasta tres rivales.

Por eso, no disfrutó de ocasiones ante Mauro Zamora, pero si tuvo mucha efectividad para quebrar el cero. Antes, Sebastián Tureo dispuso de una posibilidad muy clara, cuando encaró desde tres cuartos de cancha y desde unos 25 metros, sacó un remate que dio en uno de los parantes.

No pasó mucho para que Newbery sacudiera la red. El tiro libre de Rodrigo Cárcamo desde la izquierda, apenas pasando la mitad de la cancha, cayó en el segundo vértice del área chica. Se producen rebotes y le queda a Marcos Rilo. El defensor domina y saca un centro bajo que encuentra a Oscar Marchant y su olfato goleador para marcar con el arco a disposición su décimo gol en 5 partidos.

Así se fue ganando Newbery. Sacándole jugo a la cancha más clara que dispuso, evidenciando una efectividad de alto impacto.

Ya en el comienzo del segundo tiempo, Huracán se dispuso con mayor vocación ofensiva. Lo tuvieron en forma consecutiva y en la misma jugada, Ariel Castellano, Cristian Reyes y Sebastián Tuero, pero siempre hubo una interposición “aeronauta” para evitar el empate.
Otra incursión de Facundo Araya provocó una buena intervención de Kevin Flores, mientras que el Lobo no podía hilvanar alguna contra que pudiera acercarlo al segundo tanto.

Leer más  Fútbol local "A": Duelo de punteros entre Huracán y Newbery
Leer más  Lattanzio: “No hay que estar de acuerdo con este aumento porque no corresponde”

Hasta que entró Jesús Molina. En el empate, Sebastián Tureo -de gran partido- dominó en tres cuartos de cancha, levantó la cabeza y notó el pedido de Molina para ingresar por la derecha. Hacia allí fue la asistencia y el delantero dominó, monitoreó la llegada de Matías Jara por el punto del penal y la cedió justa para que el goleador estampe el empate.
Faltaban otros diez minutos de partido, los suficientes para comprobar la presencia influyente de Molina.

Newbery metió uno más de muchos centros y en la contra salió muy rápido Víctor Cabello desde la media luna, cedió para Araya, quien en su afán por progresar rápido, la adelantó demasiado. Vino el cierre de Ariel Rubio, pero en el rechazo, la pelota rebotó otra vez en Araya para que todo se convierta en una asistencia a Castellano. El volante le imprimió velocidad y quedó mano a mano con Flores. El arquero ganó en el “pie-mano”, pero el rechazo le cayó justo a Jesús Molina, quien dominó y la ubicó arriba, para evitar el achique de Flores y establecer el definitivo 2-1.

Casi lo iguala el Lobo en un centro que Marcos Ruiz anticipó muy bien a Zamora, pero el cabezazo se fue rozando el parante derecho del arquero del Globo.
Y festejó Huracán, por predisposición y conteo de llegadas a las áreas, el resultado no le quedó mal al desarrollo del clásico comodorense.

Minuto ‘91

“Lo ganamos porque fuimos a buscarlo desde el principio. Nos hacen el primer gol en una jugada que yo entiendo que hubo falta. Pero bueno, después tuvimos que salir aún más para tratar de darlo vuelta. Tenía la confianza que podía ser así porque habíamos sido mejores en el primer tiempo y fueron ellos los que se pusieron en ventaja. Nos sirve este triunfo para seguir proponiendo lo que el técnico quiere de este grupo”. (Sebastián Tureo, volante y figura en Huracán).
——
No pudo por una lesión.- Bruno Elorrieta se perdió el clásico debido a que una lesión muscular le impidió entrenar con normalidad. Aunque el lateral izquierdo se acomodó entre los suplentes, no estaba en plenitud física. La ausencia la sintió bastante el Lobo, teniendo en cuenta que puede jugar como lateral o volante por el andarivel izquierdo.
——
“Se festeja mucho porque fue un gol sobre la hora y en un clásico que teníamos que ganar para seguir como punteros. Cuando ingresé, el técnico me pidió que trate de juntarme con Maty (por Jara) y que vaya a todas. Se dio de la mejor manera porque pude darle el pase del empate y luego hacer el gol de la victoria. Daba la sensación que si estábamos más certeros arriba, lo podíamos dar vuelta. Por suerte, se dio así”. (Jesús Molina, autor del gol del triunfo).