La denuncia al presidente de Talleres podría derivar en una multa económica

La semana pasada, trascendió que la Policía Provincial redactó una denuncia al Club Talleres Juniors y a su presidente, Julio Naduán, al considerar que se incumplía con la restricción que menciona la ausencia de público en los campos de juego.

El sábado 27 de marzo pasado, Talleres Juniors hizo de local ante Nueva Generación en la cancha de Deportivo Roca. En la ocasión, cuando terminaba el partido de Reserva, la policía advirtió la presencia de público y autos en el predio deportivo.

“Eran los padres de los chicos de Reserva que estaban por terminar el partido. Los iban a buscar para luego retirarse de la cancha. Pero bueno, no hubo entendimiento de quienes estaban a cargo del operativo, sacaron fotos y labraron el acta”, explicó Naduán sobre lo acontecido.

Lo concreto es que la causa judicial ingresó a la Fiscalía y ya está en curso. El viernes pasado, la dirigencia del fútbol comodorense se reunió para tratar el tema y delegó en Paulo Neira, la representación del club, de Julio Naduán y consecuentemente de la Liga de Fútbol, por tratarse de uno de sus afiliados.

Extraoficialmente se supo que todo podría derivar en la aplicación de una sanción económica al club y trabajo comunitario en el caso del dirigente del club de Km. 3.