Panquilto: “El espíritu de la ordenanza es que la gente tome conciencia, no salir a multar porque sí”

Las multas por no utilizar el barbijo rondan los $20 mil

El concejal Marcos Panquilto, impulsor de la ordenanza que estableció el uso obligatorio del tapabocas en la vía pública, conversó brevemente con Crónica y se refirió a la naturaleza de la legislación. Según aclaró, el objetivo es lograr la toma de conciencia, y no multar a las personas por la no utilización del elemento de bioseguridad, a pesar de que se establecen multas para aquellos que incumplan dicha ordenanza.

El 29 de abril de 2020, el Municipio sancionó la ordenanza 15064/20, que establece la utilización obligatoria del tapabocas en la vía pública. Tal medida fue adoptada para prevenir que el coronavirus se dispersara masivamente en la ciudad. En la legislación, se deja en claro que, quienes incumplan esto, podrán ser sancionados con una multa que va desde 5.000 módulos a 50.000. En castellano, esos 5000 módulos se traducen en aproximadamente 12.500 pesos, mientras que, el tope máximo, es decir, 50.000, equivalen a 125.000 pesos, diez veces más.

La ordenanza sufrió cambios en el mes de septiembre, ante la queja de algunas personas por multas que surgían a la hora de ser controlados por personal policial en controles de rutina, en donde se les exigía la utilización del tapabocas dentro del auto.

A partir de ese mes, se decretó que la no obligatoriedad del tapabocas dentro del vehículo, pero se aclaró que, si la persona debía presentar su documentación en un retén policial, necesariamente tenía que tener puesto el cubrebocas para conversar con el efectivo.

Te puede interesar
Putin recibió la segunda dosis de una vacuna contra el coronavirus

“El espíritu de la ordenanza es que la gente tome conciencia, no salir a multar porque sí. Creemos que ahora hay que usarlo más que nunca, para no dañar al comercio, que necesita seguir trabajando. Ahora que viene la segunda ola de contagios, la gente debe ser consciente y usar el tapabocas. Si bien el objetivo no es multar a la ciudadanía, tienen que saber que hay multas previstas por no usarlo. Es una ordenanza que no tiene fecha de vencimiento, fue algo que se acordó en su momento con el Comité de Crisis, cuando ellos consideren que no se debe usar más, ahí volveremos a conversar. Pero quiero destacar esto, que la intención no es sancionar a nadie, simplemente que se tome conciencia de la situación”.

Comentar
- Publicidad -