Quisle: “A la gente le cuesta entender la magnitud que puede tener el virus”

El subsecretario de Seguridad del Municipio, Héctor Quisle se refirió a los controles que se siguen haciendo en toda la ciudad para controlar que se respeten todos los protocolos vigentes por la emergencia sanitaria que rige por el coronavirus, entre ellos, el uso del tapabocas en espacios públicos.

El funcionario advirtió que, desde su cartera, lo que notan es que la ciudadanía no toma real dimensión de lo que podría implicar una segunda ola de contagios de coronavirus. Ante este panorama, es claro que desde el Municipio se adoptarán medidas para garantizar que el virus no se propague masivamente una vez más.

“La ordenanza que establece el uso del tapabocas sigue vigente, y la aplicación de la multa por no usarlo también. Eso se está controlando, en todos los ámbitos, en los controles de tránsito, cuando a la persona la paran en un control, en los locales gastronómicos y en otros lugares. Normalmente, lo que se hace es advertir, y después, en todo caso, infraccionar. En este nuevo auge de la pandemia, se está poniendo mucho énfasis en este tipo de controles, que son supervisados por la Subsecretaría de Control Operativo. Las directivas de control que tenemos salen directamente desde ahí”, explicó Héctor Quisle a Crónica.

Te puede interesar
Perú impuso toque de queda en varias regiones para contener el coronavirus

En este sentido, Quisle indicó que, la potestad para realizar multas es del Municipio, como órgano de aplicación y control, y también de la policía, que tiene la misión de hacer cumplir las ordenanzas vigentes en la ciudad. “No notamos un relajamiento en la gente, sino más bien una falta de tolerancia. Creo que a la gente le cuesta entender la magnitud que puede tener el virus, lo que puede significar una segunda ola de contagios, que incluso puede ser mucho mayor a lo que ya vivimos. La ciudadanía no toma conciencia de que esta es una situación compleja. Hay que seguir sosteniendo los cuidados y tomar esto con mucha más responsabilidad. Hay una falta de tolerancia en esto, cuando uno va a controlar en los lugares en donde se generan filas largas de personas, tiene que estar remarcando todo el tiempo que no tienen que amontonarse. También nos pasa que controlamos locales y la capacidad adentro del lugar está bien, pero afuera hay cuarenta personas haciendo fila. Ahora, lo más probable es que los controles se vuelvan más rigurosos, de hecho, el personal ya está dispuesto para esto”.

Por su parte, Ricardo Gaitán, secretario de Control Urbano y Operativo, dijo a este diario que, de manera recurrente, todas las mañanas, personal de la Subsecretaría de Seguridad recorre las calles de la ciudad y pide, de manera permanente, que se respete el distanciamiento social y el uso del tapabocas, y sobre todo, que este se use correctamente.

Te puede interesar
Vizzotti pidió postergar todas las actividades posibles: "Estamos en un momento crítico"

“Lo hacemos habitualmente en lugares en donde se forman colas. Nuestro personal solicita que se coloquen el tapabocas, y como en cualquier situación, tenemos gente que se molesta o enoja. Se realizan actas y se elevan directamente al Tribunal de Faltas. A partir de ahí, la persona en cuestión puede realizar su descargo y luego el juez dictamina cómo se procede”.

Comentar
- Publicidad -