Hoy se conmemora el Día Mundial de la Salud

En el año 1948, la Asamblea Mundial de la Salud proclamó el 7 de abril como Día Mundial de la Salud, fecha elegida en conmemoración a la fundación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y por la necesidad de crear conciencia sobre las enfermedades mortales mundiales y crear hábitos sanos en las personas.

La celebración de este día se lleva a cabo desde el 7 de abril de 1950 y anualmente se escoge un tema que esté basado en las necesidades y sugerencias que realizan los Estados miembros.

Atención sanitaria

En los últimos años, las campañas de la OMS han trabajado para fomentar que la sanidad llegue a todos los rincones del planeta, posibilitando que las personas puedan tener la atención sanitaria cuando lo necesitan y dentro de su propia comunidad, que no tengan que desplazarse largas distancias para obtenerla, y que sea asequible para las familias.

A pesar de ello, muchas personas siguen sin tener acceso a una atención sanitaria de calidad, e incluso ocurre que muchas personas se ven obligadas a elegir entre la salud, y otros gastos cotidianos, como alimentos e incluso un techo.

En ese contexto real, en el 2020 el Día Mundial de la Salud pasó casi desapercibido por el confinamiento estricto, decretado en la mayoría de los países del mundo, debido a la pandemia de Covid-19 y hubo poco espacio para ahondar sobre el tema.

Un mundo más justo y saludable

Pero, en este 2021, y ya con tiempo para reflexionar, la Organización Mundial de la Salud pone el acento en las desigualdades que existen y que condenan a las poblaciones más pobres a la enfermedad.

Leer más  COVID-19: la OMS advierte que algunos niños desarrollan sintomatología “grave”
Leer más  Ante el aumento de casos de coronavirus, la OMS exhortó a Europa a imponer restricciones

El lema del Día Mundial de la Salud de este año es: “Construir un mundo más justo y saludable” pero, está claro que la pandemia de coronavirus ha afectado directamente a las poblaciones más pobres y a las que tenían servicios sanitarios más deficientes. Esta circunstancia no solo es injusta, sino que también es evitable.

Con ese criterio, la OMS anima a los países y gobernantes de todo el mundo a que luchen por acabar con estas desigualdades para que todos podamos enfrentar y salir juntos de esta crisis sanitaria, con las mismas oportunidades.