El martes comienza el juicio contra la mujer que dio a luz a su bebé en un baño y fue imputada por homicidio

Andrea Ruiz será sometida a juicio desde este martes por la muerte de su beba ocurrido en 2018, la mujer sostiene que por miedo no dio a conocer el embarazo ya que era víctima de violencia de género.

El 14 de diciembre de 2018, Andrea Ruiz fue encontrada en el interior del baño de la casa en la que trabajaba en estado de shock, había dado a luz a una bebé que posteriormente encontraron envuelta en una toalla dentro de una bolsa en el mismo lugar, estaba ya sin vida. Posteriormente se constató que la bebé había fallecido al no ser atado correctamente el cordón umbilical, perdiendo abundante sangre además de la falta de oxígeno por estar dentro del plástico.

El martes a las 8 de la mañana en la oficina judicial se dará inicio al debate oral y público que tiene imputada a Andrea por el delito de homicidio agravado por el vínculo, no obstante la mujer sostiene su inocencia y haber sido víctima de una situación violenta de pareja que hizo que ocultara su embarazo, terminando de la peor manera.

“Conviví 21 años con el padre de mis hijos, fue una convivencia difícil porque es una persona muy celosa, egoísta. Cuando me junté tenía 18 años y él siempre me manejó, hubo momentos muy violentos pero yo siempre me callé para no darle dolor a mis hijos.

Tomaba mucho y siempre tenía estos episodios pero nunca lo denuncié por miedo” señaló, en diálogo con Crónica, Andrea, y continuó “lo económico era un impedimento, él me decía a dónde vas a ir con tu hija, porque la mayor no es de él, yo solo tenía pequeños trabajitos para tener algo de plata y a lo último había decidido irme, no me importaba no tener casa”.

Entre lágrimas, Andrea manifestó que cuando su pareja bebía se tornaba agresiva pero se acostumbró a vivir así porque no le quedaba otra alternativa, incluso un año y medio antes del suceso, que cambió su vida para siempre, habían culminado la relación pero convivían bajo el mismo techo y fue en medio de esta situación cuando quedó embarazada de su nueva pareja.

“No dije nada por miedo a lo que él pudiera llegar a hacer, porque mis hijos estaban bajo el mismo techo, él decía que se iba a ir pero no lo hacía, viví muchas cosas para no perjudicar a los chicos, no hablé y terminó en lo peor. Me he equivocado pero siempre he sido una buena madre, por eso me duele mucho todo” aseguró.

Un día trágico

Sobre el día que ocurrió el hecho, la mujer explicó que fue a cuidar a los hijos de unos amigos, lugar donde trabajaba habitualmente pues su pareja solo le permitía concurrir a viviendas de conocidos, señaló que en un momento movió un mueble y empezó a sentirse mal, fue al baño y solo recuerda que llamó a su hijo, despertando luego ya en el Hospital con su hermana.

“No sabía qué había pasado, ella me contó y no entendía nada, cuando salí estaba la policía y después quedé detenida” explicó Andrea y añadió “creo que todos estos años de no haber hablado me perjudicaron en todo, ahora siento mucha culpa, mucha tristeza y angustia; bronca igual porque traté de hacer las cosas bien. Lo único que quiero es que todo salga bien porque no me voy a olvidar nunca lo que pasó, pero yo tengo una nena de siete años y si llego a ir presa, no quiero imaginar como va a estar ella”.

En este sentido, la mujer también remarcó “quiero que salga lo mejor por ella y el resto de mis hijos porque yo voy a cargar con esto toda mi vida, yo nunca quise que muriera mi hija, nunca tuve la intención de matarla. Muchos juzgan pero nadie sabe lo que yo estaba viviendo y cómo pasaron las cosas, ni siquiera yo entiendo qué pasó ese día que no lo controlé, no lo entiendo todavía. La verdad que me gustaría decir que denuncien cuando les pase algo”.

Leer más  Denunció a su ex pareja por violencia de género y ahora no la encuentran
Leer más  Cuantiosas pérdidas tras incendio en departamento de las 1.008 viviendas

Víctima de violencia y ahora acusada por el crimen de su beba

Eran las 14:30 horas del día 14 de diciembre de 2018 cuando Andrea Ruiz estaba en la casa de una familia amiga trabajando en barrio Quirno Costa y de manera repentina comenzó a sentir dolores, mientras era trasladada al Hospital se constató que había dado a luz y al concurrir nuevamente al domicilio en busca de la menor, la encontraron envuelta en una toalla, en el interior de una bolsa, ya sin vida.

De acuerdo al relato de la fiscalía, la mujer debe ser condenada por el delito de homicidio agravado por el vínculo ya que no brindó los cuidados necesarios a la menor, quien perdió abundante cantidad de sangre al no atarse correctamente el cordón umbilical y porque al estar dentro de una bolsa se asfixió. La causa de muerte en definitiva era la de asfixia por carencia de aire respirable, omisión de cuidados, shock hipovolémico y por falta de ligadura de cordón umbilical.

No obstante, desde la defensa sostienen que el hecho se dio en medio de una situación de violencia de género por parte de su expareja, con quien residían bajo el mismo techo, de manera que temiendo la reacción del hombre, la mujer ocultó el embarazo y su plan sería escapar una vez que naciera la bebé con el resto de sus hijos.

Es así que la mujer deberá enfrentar el juicio oral y público que comenzará este martes en la oficina judicial de la ciudad que tendrá como jueces a los magistrados Alejandro Soñis, Mariel Suárez y Raquel Tassello. Como representante el Ministerio Público Fiscal (MPF) estarán la fiscal general, Cecilia Codina y por la defensa el abogado particular, Mauro Fontéñez.

Durante unos cinco días se extenderá el debate que será presencial y contando con todas las medidas de seguridad enmarcadas en la pandemia, motivo por el cual será limitado el acceso y cada hora y media se realizaría desinfección.

Respecto a los testigos se informó que brindarán su testimonio efectivos que acudieron para intervenir en el hecho, personal médico de guardia y del servicio de emergencias y los propietarios del domicilio donde ocurrió el hecho, entre otros. Por la defensa también declararán las hermanas de la víctima, la hija mayor y la psicóloga de la mujer, quienes acreditarían la circunstancia de violencia de género que vivía la mujer y solicitarán su absolución o el cambio de calificación en caso de determinar condenarla.

Por su parte, en diálogo con Crónica, Fontéñez manifestó “durante el debate no se va a poder probar la intención de la figura escogida por el MPF, el dolo en cabeza de mi representada de querer darle muerte a su hijo y también la calificación escogida no ha sido del todo objetiva.

En caso de no triunfar, la defensa también espera que prospere un homicidio culposo, porque hubo impericia y negligencia a la hora de brindarle cuidados esenciales pero no todas las madres tienen que conocer cómo dar a luz ante un caso de emergencia y más por las circunstancias atenuantes, siendo víctima de violencia de género y haber comprobado que la mujer en el momento que se dio el hecho estaba bajo estado puerperal y de emoción que no recuerda lo sucedido”.