“Me va a terminar matando”

Una mujer denunció públicamente que su expareja tiroteó la vivienda de sus suegros donde ella se encontraba y hace tres años sufre constantes amenazas y hostigamiento.

Radicó más de diez denuncias y cuenta con prohibición de acercamiento pero no son suficientes, “yo vivo presa y él es libre” afirmó.

V.H. tiene 27 años y una hija de 6 años de edad junto a su expareja, pero luego de culminar la relación con el hombre S. A. A., comenzó su calvario. Dijo que el sujeto no aceptó nunca la culminación de la relación y son constantes las amenazas y el hostigamiento que ella recibe; incluso, afirmó que el pasado jueves el hombre concurrió al domicilio de sus actuales suegros, donde ella se encontraba, y además de romper los vidrios de los autos estacionados efectuó dos disparos de arma de fuego.

“Intentó matarme” expresó la víctima en diálogo con Crónica quien decidió hacer público estos hechos en busca de respuestas por parte de la Justicia ya que teme por su vida y la de sus seres queridos.

“Esto pasó el jueves a la noche, efectuó dos disparos y minutos antes fue a romperle los vidrios de la casa a mis suegros actuales. ¡No sé qué más esperan para hacer algo!

Esta persona tiene denuncias de abuso sexual y Fiscalía no mueve nada, yo tengo una nena de 6 años con él, hace más de un año no la ve por esto y por las constantes amenazas; los mensajes los borraba y yo tomaba captura para tener pruebas” relató la mujer, y añadió: “él ya había avisado que me iba a matar, le compró el fondo de comercio a mi hermano y le preguntó si me había visto, él dijo que no, porque no tenemos mucho trato y entonces le dijo ‘decile a tu hermana que si se sigue haciendo la viva la voy a terminar matando”.

Asimismo, contó que un día lo cruzaron y su hija le dijo que corrieran para evitar ser perseguidas y que sepa a dónde iban; “vive con miedo ella también porque vivió muchos episodios; cuando decidí irme fue porque me pegó y mi hija me dijo que no quería que su papá me matara, él no nos deja tranquilas”.

En este sentido, la mujer narró que el primer episodio de violencia se dio cuando su hija tenía tan solo cinco meses de edad. “Me puso un revólver adentro de la boca, puso mi dedo en el gatillo y el de él sobre el mío y gatilló; esa noche llamé a una vecina, puse el celular debajo de la cama y ella alertó a la policía; cuando llegaron me dejó encerrada mientras (él) hablaba con la policía, y cuando entra yo me quería ir; tenía todo armado pero me dijo que no me vaya porque iba a matar a mi mamá y a mi hermano, pensé en cuidarlos a ellos. Hoy la gente que está ayudándome corre riesgo” aseguró.

Leer más  Flota extranjera: “Ninguno de los barcos hace pesca ilegal”, afirmó Santucci
Leer más  Amenazó a su expareja, lo denunció y en allanamientos secuestraron un rifle

Bajo este contexto, la joven planteó: “tengo que esperar que me mate porque la Justicia no va a hacer nada ¿qué puedo esperar? que salga mi hija a llorar a pedir justicia con mi familia, si ya no voy a estar, de qué me sirve que esté preso y yo muerta. Yo sé que él va a volver a hacerlo y me va a terminar matando” dijo, y lamentó: “esa noche había policías en la cuadra pero no fueron a perseguirlo, me dijeron algo que hace tres años sé, que tengo que hacer la denuncia en la Comisaría de la Mujer.

Ellos tenían que buscarlo y agarrarlo con el arma, tres días esperaron para hacer un allanamiento y no encontraron nada. Hice casi quince denuncias en la comisaría y Juzgado de Familia, voy a hacer una colección”.

En este marco, también sostuvo que “si él me ataca me voy a defender y yo voy a terminar presa perdiendo a mi hija y mi familia, él no pierde nada, pero pareciera que esperan que yo esté muerta para mover los papeles.

Necesito tranquilidad, que me deje en paz, no puedo vivir presa y él como si nada; voy a mi trabajo con miedo, me cansé de pedirle perdón a mi familia y la de mi pareja por los momentos que estoy haciéndoles pasar”.

Agregó que “me dijeron de ponerle tobillera electrónica y darme un botón antipánico, pero va a terminar siendo como el caso de la chica que después que la mataron llegó el botón. Él tiene que estar preso” sostuvo.

Finalmente. V.H. manifestó que “si me pasa algo quiero que luchen por mi hija, no quiero a nadie de su familia alrededor de ella”.