Con un festival volvieron a pedir justicia por el crimen de Battaglia a dos meses de su muerte

El domingo por la tarde en la plaza de la Escuela Nº 83 llevaron adelante un festival para exigir justicia por el crimen de Alejandro Battaglia, el hombre de 29 años de edad que murió el 14 de enero tras ser apuñalado por un vecino en la zona de chacras de El Faro en medio de una discusión.
Es así que a dos meses del crimen volvieron a solicitar que el hecho no quede impune pese a que el presunto autor se encuentra detenido, José Raúl Díaz de 60 años, quien la semana pasada pasó por una revisión y pese a que su defensa solicitó el arresto domiciliario el mismo no le fue otorgado, dando continuidad a la prisión preventiva.

De esta forma, la familia del hombre que creo e impulsó el comedor móvil que recorría distintos barrios de la ciudad brindando viandas a las familias que lo necesitaran, pidió ser oída por las autoridades judiciales y que se tomen en cuenta los agravantes del caso y los antecedentes de la familia, así como permitan que finalmente uno de los hijos de Battaglia, testigo clave y presencial del hecho, tenga la posibilidad finalmente de declarar en Cámara Gesell luego de varias cancelaciones.