Vecinos de Palazzo continúan reclamando por tierras

Vecinos autoconvocados del barrio Próspero Palazzo continúan reclamando por tierras, quienes además cuentan con expedientes abiertos en el Municipio. Solicitan algún tipo de avance o respuesta en ese sentido para tener certezas sobre la posibilidad de acceder a un terreno.

En diálogo con Crónica, uno de los vecinos comentó que son alrededor de 68 familias las que impulsan el reclamo con el fin de mediar con autoridades municipales o sus delegaciones una problemática tan importante.

“Hemos elevado notas a todos y/o la mayoría de los bloques del Concejo Deliberante, hemos personalmente con el intendente Juan Pablo Luque quien se comprometió a tener una reunión con nosotros y hasta el momento brilla por su ausencia”, agregó.

Asimismo, remarcó que “no somos usurpadores, pero nos hemos tomado el trabajo de hacer un relevamiento en la zona y creemos firmemente que hay suficiente espacio para la demanda que hacemos en Palazzo dado que lo que se solicita posee urbanización primaria (agua, luz, gas y cloacas). Reconocemos que la problemática no es nueva dado que hay vecinos que poseen expedientes con una antigüedad no menor a 15 años y hasta el momento no hubo respuesta de parte de la delegación de Tierras”.

Por otro lado, el vecino puntualizó: “no queremos sentirnos eludidos y ninguneados como lo vienen haciendo, solo queremos recalcar y hacer ver que tenemos un derecho constitucional que nos avala y el de una vivienda digna. No pedimos que se nos regale, pero sí que tengan en cuenta cada situación dado que los demandantes son familias trabajadoras del día a día y de los cuales muchos alquilan”.

Leer más  El handball domina la provincia
Leer más  Jubilados, retirados y pensionados provinciales, hermanados en un mismo reclamo al gobierno provincial

Acudir a los medios

Finalizando, dijo que “por todo ello es que acudimos a los medios de comunicación a fin de poder llamar la atención de algún edil o a quien le corresponda esta tarea. El Municipio ha hecho entrega de tierras a varias instituciones, sindicatos, gremios, particulares y amigos, como así también a extranjeros que hacen valer sus derechos y son más escuchados que los nativos o por opción del lugar. Hacemos ver que lo que hacemos es con el fin de no tener que llegar al extremo del cansancio cuando ya la mente y los actos son involuntarios y no se miden las consecuencias”, concluyó.