Reiterado reclamo por un foco infeccioso en el Máximo Abásolo

Vecinos del barrio Máximo Abásolo aseguraron que desde hace un par de meses realizan reclamos telefónicos y de manera presencial, incluidas notas escritas -que fue lo último solicitado-, para denunciar permanentes pérdidas cloacales que ya no se soportan por el olor y por el foco infeccioso en medio de una zona ampliamente poblada, con niños y personas con diferentes problemas de salud.

El reguero de líquido cloacal y de otros restos sólidos se ha convertido en una laguna en calle Ricardo Balbín, entre Eva Duarte y Ramón Lorenzo, sector desde donde se han repetido los reclamos sin que se logre obtener respuestas definitivas ya que, de las pocas veces que se han logrado presencia de alguna cuadrilla, solo han realizado limpieza del lugar sin buscar el origen de la pérdida, la que sistemáticamente vuelve a repetirse, dijeron los habitantes del lugar.

Las familias Schultz y Díaz, entre otras cercanas al lugar de la problemática, agradecen la atención de la limpieza momentánea con camiones especiales pero, de hecho, lo que se solicita es la solución definitiva de la pérdida “porque, potenciado con las temperaturas de los últimos días, el olor en la zona es insoportable, además del foco infeccioso que agrava la situación de los chicos o de las personas con problemas de salud”.

Te puede interesar
Balearon auto en el Abásolo

A la espera de una búsqueda real del problema, que no es domiciliaria porque ya se han realizado las inspecciones correspondientes, los vecinos insisten en una pronta solución a un derrame que pareciera recorrer varias cuadras y que provoca situaciones que agravan los encierros que provoca la pandemia.

Comentar
- Publicidad -