“Todo a pulmón”, el merendero de zona sur que nació con la pandemia

Dicen que la solidaridad es un valor personal que supone la capacidad que tienen miembros de un sector de pequeñas o grandes comunidades para actuar como un todo.

Cuentan que se produce porque hay miembros que comparten intereses y necesidades entre sí, gracias a los lazos sociales que los unen. Y algo o mucho de esas palabras es lo que motiva a personas para ayudar a sus sectores barriales a lo largo y ancho de esta ciudad.

De norte a sur y de este a oeste han proliferado los merenderos, las ferias colectivas ofreciendo desde comidas hasta muebles usados y eligiendo prendas de vestir para cobijar a niños y adultos de familias carenciadas.

Cuando la necesidad tiene cara de merendero y otras cosas más…

Y ese espíritu solidario alentó hace casi un año a Claudia Wanda Núñez (48), una vecina del sector Fracción 14 que empezó a gestar la idea de ayudar a sus vecinos y especialmente a los niños del sector. Y se le unieron otros hombres y mujeres que actualmente trabajan codo a codo.

Claudia es oriunda de San Martín, provincia de Buenos Aires y tiene una hija, Priscila, es vendedora de ropas y cosméticos independiente, aunque actualmente está desocupada. Llegó hace 20 años a Comodoro y en marzo del olvidable 2020 empezó a hacer realidad lo que gestaba en su cabeza.

Así nació “Todo a pulmón”. “El grupo comienza cuando empezó esta pandemia; al ver a mucha gente sin trabajo y no tener para comer ni darle de comer a sus familias, decidimos hacer ollas populares en mi casa (Lote 11, manzana J de Fracción 14). Arrancamos con un par de amigos y luego al ver que las necesidades eran muchas, se fueron sumando más colaboradores” expresó Claudia consultada a través del Whatsapp mediante mensajes de texto y audios.

Y continuó: “Empezamos a juntar ropa, camas, colchones, sillas para gente con discapacidades. Y empezamos a pedir donaciones; actualmente somos siete personas las que nos ayudan a hacer las ollas populares…”.

Y hay fechas que requieren de ciertos “excesos” golosos para con los niños, como ser las fiestas de fin de año, Reyes o día del niño. Y Claudia cuenta que “la gente de Comodoro es muy solidaria. Gracias a eso y medios de prensa como Crónica que nos difunden, podemos ayudar a la gente”.

Aquellos que quieran colaborar o simplemente interiorizarse pueden comunicarse al siguiente número: 297-5012525.

Comentar
- Publicidad -