Los “lunares” históricos que siguen presentes pese al paso de los años

Para cada aniversario de Comodoro Rivadavia, se buscan espacios, personajes o a los pioneros que comenzaron a sentar las bases de una ciudad que mantuvo su crecimiento de manera permanente, que cambió su fisonomía urbana de manera radical y que fue sumándose a la modernidad con todo lo que pudo, aunque en algún punto sigue estando como hace casi 80 años atrás.

En la nota que recupera Hugo Alaniz, exlegislador catamarqueño, escritor e historiador ampliamente ligado a Comodoro, se hace notar una “histórica telaraña” que ya en aquellos tiempos cubría los frentes de los principales edificios y que hoy, cumpliendo 120 años, sigue tan vigente como en aquel entonces o “potenciada” gracias a la era de los cableados comunicacionales.

El diario El Rivadavia de aquella antigua Comodoro Rivadavia, con fecha 5 de noviembre de 1942, publicaba una nota, que por el paso del tiempo se torna en histórica. En la misma da cuenta de la construcción de edificios públicos; uno es municipal en la esquina de Moreno y Rivadavia y el otro en la esquina de Moreno y San Martín.
La nota publicada expresa con claridad el progreso de la ciudad de Comodoro Rivadavia; la misma dice:

“Ya tenemos en Comodoro Rivadavia la manzana de los edificios públicos. Recientemente nos ocupamos del que fue construido a la izquierda del que aparece en el grabado, sobre Moreno y Rivadavia, para alojamiento de las dependencias comunales. Aquí tenemos la de Moreno y San Martin, levantado para sede de Correos y Telégrafos, todavía no habilitado pero que no habrá de tardar en ser inaugurado, sobre todo si los ruegos del personal de esa repartición que actúa en Comodoro Rivadavia tienen suficientes fuerzas como para hacer que el milagro no demore mucho, porque la verdad es que ese personal trabaja con toda clase de incomodidades en un edificio reducido y no apto. El día que los auxiliares, telegrafistas y carteros estén en esta casa, se van a creer que han alcanzado el quinto cielo, o que el bíblico maná ha descendido para ellos transformado en pisos de mosaico lustroso, oficinas ventiladas y dependencias amplias. Es que no hay duda que este edificio construido por la Dirección de Arquitectura importa una distribución excelente y presenta un exterior sobrio y atrayente en la misma seriedad de sus líneas, que se acuerda una expresión de progreso para nuestra arteria principal. Lástima que el clásico lunar de estas notas le quita algo de interés al buen aspecto que a la esquina de Moreno y San Martin brinda el edificio del grabado. El lunar es la especie de telaraña que forman tantos cables reunidos sobre ese poste. ¡Y qué bien quedarían si no se vieran!”

Te puede interesar
Luque: “Tenemos que seguir unidos para que los intereses de Comodoro sigan creciendo”

Esta nota está acompañada de una fotografía que muestra al recientemente construido edificio del Correo Argentino.

Comentar
- Publicidad -