El hombre que preservó la memoria fotográfica de Comodoro

El fotógrafo Teodoro Nürnberg nos dejó el reciente 31 de enero a los 89 años de edad, siendo una víctima del Covid-19. Teo, como era llamado por todos, era reconocido tanto por sus clases de fotografía como por su carisma y su gran labor archivista.

Nació en 1931 en Esquel y vivió su infancia en Comodoro Rivadavia, aprendió fotografía a sus cuarenta años viviendo en Buenos Aires y en la década de los ochenta regresó a la ciudad de los vientos para instalar el primer estudio profesional.

Al estar en contacto diario con las fotografías de sus clientes fue coleccionando gran cantidad de material, al enterarse de su afición muchas personas le entregaban sus fotografías familiares o de trabajo, y así, poco a poco, Teo tomó el rol de preservar una parte importante del patrimonio fotográfico de Comodoro Rivadavia.

Llegó a tener más de cuatro mil fotografías digitalizadas que el año pasado, consciente de su edad ya avanzada, entregó al Archivo Histórico Municipal y a la Biblioteca de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco. “Lo que me preocupa es que no se pierda esto el día que yo me muera” expresó en ese entonces el fotógrafo al entregar el archivo para que se preserve adecuadamente para la posteridad.

Las dos importantes instituciones de la ciudad tienen ahora la tarea de clasificar todo el material y como este proceso puede tardar bastante tiempo, Teo decidió ir subiendo a su Facebook personal fotografías de manera diaria, para que la gente pudiera conocerlas y guardarlas, ya que consideraba que el patrimonio debía compartirse.

Te puede interesar
Comodoro en pandemia: “El virus nos obligó a usar la cabeza, plantear estrategias y articular mucho”, afirmó Catalá

Paisajes de la estepa y las costas patagónicas, escenas de la vida social, laboral y cotidiana de las familias y obreros que se aventuraron a poblar esta tierra inhóspita, actos políticos y fiestas populares, obras públicas, comercios, carretas y las primeras viviendas a los pies del Chenque; son miles los momentos captados por distintas personas a través del tiempo que gracias a Teo perduraron y pueden ser hoy disfrutadas por toda la comunidad.

En este suplemento aniversario rendimos un homenaje al maestro Teo y compartimos algunas de las fotos que nos brindara amablemente en el último encuentro que nos ofreció en su estudio de calle Alem.

Comentar
- Publicidad -