Astra, el barrio que sentó las bases petroleras de Comodoro hace más de un siglo

Cristina Nieva, presidenta de la comisión directiva de la biblioteca de Astra.

Dentro de la historia grande de Comodoro, hay barrios emblemáticos que fueron creciendo a la par de la gran ciudad. Uno de ellos es Astra, que el pasado 12 de diciembre cumplió 108 años. El antiguo campamento petrolero nació en el año 1912, exactamente once años después de que se fundara la Capital Nacional del Petróleo. Hoy por hoy, es uno de los patrimonios culturales más importantes de la localidad petrolera. En esta nota, un repaso por la historia grande de Astra.

Cristina Nieva, presidenta de la comisión directiva de la biblioteca de Astra, una asociación civil sin fines de lucro que desde hace trece años tiene por objetivo recuperar la historia grande del emblemático barrio de Comodoro Rivadavia, brindó una entrevista a Crónica y repasó algunos hechos históricos del antiguo campamento petrolero que inició su historia en diciembre de 1912, de la mano de inmigrantes europeos.

Astra fue un barrio que tuvo sus inicios durante la segunda década del siglo veinte. Esos inicios se dieron de la mano de europeos que llegaban a Argentina buscando un mejor futuro para sus familias. La fecha fundacional del histórico campamento petrolero es el 12 de diciembre de 1912, el día en que nació una niña hija de alemanes. Desde ese momento, se decidió que el cumpleaños del barrio fuera ese día. Otro de los meses que marcó la historia del lugar que nació hace más de un siglo como un campamento petrolero es junio, mes en el cual, durante el mismo año, se fundó la compañía petrolera Astra.

El histórico campamento petrolero

“La historia de Astra está asociada directamente a la historia de Comodoro. Nuestro barrio nació como un campamento petrolero, nosotros tenemos un lazo muy fuerte con la industria petrolera. Antes de que se descubriera el petróleo en Argentina, el país era agrícola-ganadero, no se tenía mucho conocimiento sobre esta actividad. Cuando se descubre, el gobierno de ese entonces contrata a una empresa para poder explorar y explotar el hidrocarburo. Así nació la empresa Astra, una compañía que tenía capitales nacionales y extranjeros. A su vez, la empresa Astra contrata a otra que era alemana, que se dedicaba también a exploración y explotación. Entonces, desde Europa empezaron a llegar muchos inmigrantes, más que nada alemanes y búlgaros. Los alemanes lideraban el grupo, pero ellos trajeron consigo a búlgaros, polacos y gente de otros países también”, señaló Cristina Nieva sobre los comienzos de uno de los barrios más antiguos de Comodoro Rivadavia.

Te puede interesar
Luque: “Tenemos que seguir unidos para que los intereses de Comodoro sigan creciendo”
El barrio Astra también tenía su propia reina, que representaba al barrio en la elección de la reina del petróleo. La foto fue tomada en 1947. La reina y sus princesas desfilaban a bordo de una carroza, diseñada por una artista alemana que vivía en el barrio en ese entonces. La empresa Astra era la encargada de construirlas para que pudieran pasear por el barrio y la ciudad.

Debido a la larga historia que tiene Astra en Comodoro Rivadavia, algunos podrían pensar que es el barrio más antiguo de la ciudad, pero esto no es así. Existen al menos dos barrios más que tienen más antigüedad. Uno es Presidente Ortiz, popularmente conocido como Kilómetro 5, que fue fundado en 1906, y el otro es General Mosconi, mayormente conocido por la gente como Kilómetro 3, fundado en el año 1907.

La presidenta de la comisión directiva de la biblioteca de Astra recordó que, en aquellos años, la compañía petrolera que llevaba el mismo nombre que el barrio se preocupaba de que sus empleados tuvieran todo lo necesario para trabajar. La idea era que estuvieran cómodos y no quisieran irse de la compañía. A la par del trabajo, se realizaban actividades recreativas. Así fue como nació el cine teatro de Astra, con un estilo austríaco, hecho por los alemanes, con un formato cuadrado.

Cuando recién llegaron a Astra, los inmigrantes se instalaron en simples carpas para vivir. La historia cuenta que la primera astrense nació justamente en una carpa. Era una niña hija de alemanes.

“El cumpleaños del barrio se festeja el 12 de diciembre de 1912. En diciembre de ese año nació una niñita, hija de alemanes, la primer astrense, en una carpa. Es curioso, porque el cumpleaños es en diciembre y se recuerda el nacimiento de esta nena, y sin embargo la empresa Astra se fundó en junio”, puntualizó la entrevistada.

El comienzo del apogeo

La etapa que va desde 1912 a 1918 puede ser considerada de adaptación, de inicios. Los cimientos de uno de los lugares más emblemáticos de Comodoro Rivadavia estaban a la vista y pronto se convertirían en algo mucho más grande. A medida que la compañía Astra crecía, a la par empezaron a realizarse distintas actividades recreativas para los empleados y también emprendimientos. El popular barrio empezaba a consolidarse como un refugio para inmigrantes europeos que encontraban su lugar en el mundo al emigrar del gran continente.

“Cuando los pozos petroleros empezaron a producir mayor cantidad de petróleo, se decidió avanzar con otro tipo de infraestructura. En 1918, por ejemplo, se creó la fábrica de ladrillos para empezar a construir viviendas. Ese mismo año también se creó la usina. Los alemanes tenían también un club que se llamaba ‘El palitroque’, al que solo podían ingresar ellos. De hecho, tenemos el libro de actas y si uno mira, desde 1918 hasta 1939, lo que se lee está todo escrito en alemán. A partir de 1939, cuando estalla la segunda guerra mundial, todo lo relacionado a ellos queda oculto, porque se decía que muchos eran nazis. Ese mismo año, desapareció el club de planeadores ‘El Cóndor’ que tenían acá, los dueños decidieron trasladarlo a Zárate. Si uno investiga los orígenes de ese club, la información indica que tuvo sus orígenes en Astra”, rememoró Cristina Nieva.

Te puede interesar
Mariana Córdoba: “Siempre tratamos de trabajar en conjunto con los vecinos”

La venta de la empresa Astra

Un dato interesante para destacar en la historia de Astra, es el hecho de que, en 1917, el 99 por ciento de la población era europeo, mientras que el uno por ciento restantes era argentino. El tiempo fue transcurriendo y la empresa Astra fue creciendo a pasos agigantados, consolidándose como una de las compañías más productivas de toda Argentina. Muchos años después, en la década de los noventa, el dueño falleció y sus hijos fueron quienes quedaron a cargo. La responsable de la biblioteca contó que los hermanos Grunensein, dueños de la firma, vendieron la empresa a Repsol YPF y luego se dedicaron a otros negocios, como por ejemplo la compra de la librería Yenny.

La fábrica de ladrillos de Astra empezó a construirse en 1917 y en 1918 empezó oficialmente a producir. Los ladrillos se hacían con ostras fósiles que se obtenían en el cerro La Caracola. Las ostras eran llevadas al barrio para luego ser molidas y mezcladas con arena, y luego eran cocinadas en hornos. Con estos ladrillos se fabricaron las casas de Astra, Diadema y también se hizo el faro de la ciudad. Además, eran comercializados, representando esto otra alternativa económica para los pobladores de ese entonces.

Después de la venta, los empleados pudieron conservar sus trabajos, pero el panorama cambió rotundamente, porque Astra era una empresa familiar, pero una vez que Repsol compró la firma, aquellos que trabajaban ahí empezaron a sentir que eran solo un número para los dueños. En ese momento histórico, el barrio empezó a ser considerado parte de Comodoro, ya que antes muchos pensaban a Astra solo como un lugar alejado de la gran ciudad petrolera.

“Esto antes era un pueblo, incluso teníamos un código postal diferente, hasta teníamos policía propia y correo. Astra estaba en segundo lugar, abandonado. En algún momento se pensó que el barrio iba a desaparecer, no sabíamos cuál iba a ser nuestro futuro. Con el paso del tiempo, en la biblioteca empezamos a recuperar la historia y a revitalizarla. Luchamos para recuperar el cine y la vecinal, comenzamos a trabajar todos juntos por nuestra historia. En gran medida, hoy Astra es lo que es gracias a sus vecinos”, concluyó Nieva.

Comentar
- Publicidad -