“Es un orgullo pertenecer a esta bella historia de Comodoro”

El “Tigre” Saldivia, fue el boxeador más emblemático de la última década.

El emblemático boxeador de la última década sin dudas es Héctor David “El Tigre” Saldivia, quien ahora está abocado a su trabajo en la empresa Maxicon SRL, pero no enseña boxeo porque nunca tuvo la posibilidad de hacerlo. Es un agradecido de la vida, del “Tano” Néstor Di Pierro, y rescata a Juan Pablo Luque y su gestión, aunque se considera alejado de todo el ambiente político.

Atrás quedaron las grandes veladas de boxeo en el marco del Aniversario de Comodoro Rivadavia, donde se llenaba el Estadio Socios Fundadores o el Gimnasio Municipal Nº 1. Y aún resuenan en los oídos: -Dale campeón, dale campeón. -Tigreee, Tigreee..!

“Gracias a Crónica por llamarme y tenerme en cuenta para este 120º Aniversario de nuestro querido Comodoro. La verdad que es un orgullo poder estar entre las figuras destacadas de la historia de mi ciudad. Que tratamos de llevarla siempre a lo máximo, lo más alto, las veces que nos ha tocado estar fuera de la ciudad y el país. La verdad que uno extraña hasta el viento, ya que soy nacido y criado en Comodoro. Es un orgullo pertenecer a esta bella historia”.

El recuerdo del título argentino welter con Bejarano

Sus nueve títulos logrados y con su carisma logró ganarse el aprecio de la gente no solo de Comodoro. “Se extraña los momentos cuando uno subía al ring. Cuando venían esos grandes festivales que traíamos de afuera. Para mostrarles a gran parte del mundo lo que era Comodoro, mi gente. Peleando para Combate Space, T&C Sports, y para ESPN muchas veces. Peleas que salían para gran parte del mundo que también eran televisadas por DirecTV. Y nos mandaban saludos amigos de México, Estados Unidos, que estaban mirando la pelea. Es algo que queda grabado en el recuerdo, en la memoria, algo que no tiene precio. Y se queda con la gente que uno conoce por el deporte, y muchos siguen estando. La verdad que eso no es para perderlo”, dice El Tigre Saldivia.

Siempre en una carrera deportiva, existen peleas, festivales, que por alguna razón quedan más marcadas en la piel. “Si bien me tocó perder seis peleas en total. Las últimas prácticamente ni las cuento, porque perdí por cuestiones ajenas, me tocó ir a pelear sin guantear, sin pelear un año, y pegándole solo a la bolsa, eso no te pone en distancia. Tres perdí fuera del país, en Las Vegas, en Inglaterra y Francia, de nivel mundialista. Pero las primeras peleas son las que quedan marcadas en la retina. Por ejemplo con Raúl Bejarano por el titulo argentino, esa fue una pelea memorable para todos los comodorenses y para mí. Fue el primer título que me tocó ganar, nada más y nada menos que a Raúl Bejarano, campeón argentino durante 6 años. No le podían arrebatar el título”.

Estuvo ligado 20 años con el boxeo de manera intensiva y tiene aspiraciones de entrar al staff municipal y forjarse como entrenador.

“En ese momento estaba con el promotor Mario Arano, que sin lugar a dudas, fue mi mejor momento cuando me tocó estar con él. Nos mandaba los sparring, para cada ocasión, si bien faltó continuidad, fue un buen momento cuando nos tocó trabajar con Mario. Ahora, lo valoro ya retirado de la actividad. Lamentablemente hoy no tengo los contactos con ellos como promotores, pero las relaciones terminaron bien con todos”, expresa Héctor Saldivia.

Poniendo en valor las manos amigas

Estuvo ligado 20 años con el boxeo de manera intensiva en Comodoro Rivadavia. En su momento tenía aspiraciones de entrar al staff municipal y forjarse luego como entrenador, pero eso no ocurrió. Sí reconoce y agradece al “Tano” Di Pierro que lo hizo entrar en Maxicon, pero también agradece al “Cholo” Polito. “Agradecido de la oportunidad que me dieron. Cuando pedí una ayuda, el único que estuvo fue el Tano Di Pierro. Me cansé de pelear con la gestión anterior para poder ingresar, quería aportar, no sé si mucho o poco.

Pero con 20 años de trabajo, creo que tenía mucho para aportar con los jóvenes, con los chicos. No solo en lo deportivo, también en la contención social, que tanta falta hace hoy”.
“Hoy, tengo la mente donde estoy. Gracias a Dios tengo un buen pasar económico. Contento y agradecido de trabajar en Maxicon, estoy con gente buena. Aprovecho de mandar un saludo a todos mis compañeros, al monstruo que me acompaña. Sé que esta gestión está haciendo cosas muy importantes, si me dan esa posibilidad, no descarto nada, habría que ver la propuesta, creo que tengo mucho para aportar. Lo que aprendí siempre en la Escuela de boxeo”, expresa Héctor Saldivia.

“El cariño de la gente no tiene precio”

Entrenó toda su vida con Robinson Zamora, hoy también su suegro, ya que está casado con Alejandra “La China” Zamora, junto a su pequeña hija llamada Mía.
Hoy, cuando Comodoro Rivadavia está cumpliendo 120 años. Héctor David “El Tigre” Saldivia, quien marcó más de una década pujante del boxeo de la ciudad, expresa a Crónica. “El cariño de la gente no tiene precio. Me veía la gente en la empresa, con mameluco y casco. Yo, agradecido de Dios, de la gente que está a mi lado. En el medio del campo me ha pasado, que me dijeran: -Tigre sos vos..! Qué haces acá? Yo respondía riendo, estoy trabajando. Y me decían que no tenía que estar ahí. Pero yo soy una persona común, que puede estar trabajando ahí, o barriendo la calle, en cualquier lado”.

Héctor junto a su esposa Alejandra, comparten la misma pasión. El Tigre se retiró con 46 victorias, 6 derrotas y 35 KO.

“Estamos atravesando un momento complicado. Pero creo que los que están a cargo de la ciudad vienen haciendo las cosas muy bien. Veo que Juan Pablo Luque está haciendo muchas cosas por Comodoro. Uno las puede ver cuando entra la ciudad. Muchas obras concretadas y avanzadas. Te da gusto tener gente así a cargo de la ciudad. Y la gente, que se siga cuidando, no tenemos que relajarnos. Debemos seguir. Y creer mucho en lo que uno se proponga, nada es imposible en esta vida. Si uno se propone metas, dar todo, no reprocharse nada, poner todo de cada uno, en lo que sea. Tanto en lo deportivo, en el estudio o en el trabajo. Un feliz aniversario para toda mi gente de Comodoro”, expresa por último el último múltiple campeón de boxeo de la ciudad.

“A nivel local creo que falta más respaldo”

Se retiró con un récord impresionante de 46 victorias, 6 derrotas y 35 KO. Su última pelea fue contra Henri David Polanco, el 31 de marzo del 2018, en el Club Social y Deportivo Colon de Chivilcoy. “El boxeo está decayendo de una forma tremenda con respecto a las figuras, tanto local, nacional e internacional. Las grandes figuras se van y no aparece recambio. En Argentina el único boxeador potable es Brian Castaño, de gran proyección y que se viene abriendo paso. No viene esquivando rivales, está enfrentando a boxeadores buenos, ganando peleas importantes. A nivel local decayó mucho, también por la falta de continuidad. Luego la pandemia que lo marcó a muchos boxeadores y entrenadores. Igual creo que falta más respaldo”.

“Y por más duro que suene, creo que faltan premios para los que hacen las cosas bien, y castigo para el que se portan mal. Con esta gente que está en la política, y viéndolo de afuera, no estoy ligado al municipio, veo que vienen haciendo las cosas muy bien. Están apoyando a la gente joven, deportistas, los que trabajan o estudian. Seguro esto traerá sus frutos. Hoy, está Carlos Santana que es un boxeador que le falta continuidad. La misma China Zamora, que es profesional, entrena a ciento por ciento. Creo que será un gran año para ella. Se le cayeron peleas por estar los gimnasios cerrados y no poder entrenar. Existen otros boxeadores profesionales radicados en la ciudad, pero no veo una camada de buenos boxeadores locales”, expresa Héctor Saldivia.

Comentar
- Publicidad -