Las nuevas variantes de coronavirus ponen a Europa en una encrucijada: ¿levantar o no las restricciones?

La caída de casos abre una esperanza, pero la amenaza de las variantes británica y sudafricana genera dudas.

El descenso paulatino de los casos de covid-19, reducidos a la cuarta parte en dos meses, anima a los países de Europa a levantar cuanto antes las restricciones contra la pandemia.

Sin embargo, la amenaza de las variantes británica y sudafricana genera dudas sobre la apertura de la vida pública e incluso plantea nuevos controles en las fronteras, lo que sitúa al continente en una encrucijada.

La primera semana de marzo es el plazo que se han dado gran parte de los Estados para empezar a aflojar los cierres o al menos para revisarlos, sin precipitarse en levantar confinamientos que han logrado mermar los contagios, algo que, según los expertos, no tiene nada que ver con la incipiente vacunación.

Además, advierten de que las nuevas variantes podrían volverse más transmisibles y mortales, y amenazar la eficacia de las vacunas, por lo que las prisas en Europa por salir de la crisis económica y retomar la normalidad pueden resultar contraproducentes.

El Banco Central Europeo (BCE) considera que las nuevas variantes del coronavirus, que son más infecciosas, suponen un riesgo para la recuperación de la economía de la zona del euro.

El economista jefe del BCE, Philip Lane, dijo en una reunión celebrada este jueves que “el lanzamiento de las campañas de vacunación en la zona del euro era un hito importante”.

Sin embargo, concluyó que las perspectivas a corto plazo son desafiantes a cuenta del nuevo aumento de las infecciones, la aparición de mutaciones del virus y medidas de confinamiento más restrictivas impuestas en muchos países de la zona euro los últimos meses.

El BCE mantuvo el 21 de enero los tipos de interés y el volumen de compra de deuda, por lo que su política monetaria está en piloto automático desde diciembre, cuando decidió aumentar los estímulos monetarios.

Cautela

El descenso de nuevos contagios se ha ralentizado en Alemania, donde las autoridades sanitarias registraron 10.207 nuevos positivos en las últimas 24 horas y 534 víctimas mortales, según datos del Instituto Robert Koch (RKI) de virología.

El jueves de la semana pasada, las nuevas infecciones sumaron 10.237 y las muertes ascendieron a 666.

La incidencia acumulada en siete días subió incluso ligeramente en el conjunto de Alemania hasta 57,1 nuevas infecciones por cada 100.000 habitantes, frente a 57 ayer, mientras que hace una semana estaba en 64,2.

Además, la variante británica de la covid-19, más infecciosa, se ha extendido y representa actualmente ya más del 22 % de las infecciones, frente a poco menos del 6 % hace dos semanas.

Por ello, el Gobierno alemán estudia con cautela los pasos para salir de manera gradual del parón de la vida pública vigente hasta el próximo 7 de marzo, mientras mantiene los controles fronterizos con República Checa y el Tirol austríaco.

El Ejecutivo francés indicó que a partir del lunes el aislamiento de las personas que den positivo por coronavirus se eleva de siete a diez días, aunque el de los casos contacto se mantiene en siete.

Te puede interesar
Se dictó el decreto que exige un PCR a quienes provienen de CABA y provincia de Buenos Aires

El ministro de Sanidad, Olivier Véran, explicó que la medida se toma después de que algunos estudios científicos apunten que la duración de la contagiosidad de las variantes es más larga que la de la covid clásica.

El representante gubernamental añadió que su decisión se toma “sin esperar a la confirmación” de esas investigaciones, pero en un momento en que el porcentaje de contagios que suponen esas otras cepas se ha vuelto elevado. Según sus datos, el 36 % de los casos positivos analizados corresponden a la variante británica, y un 5 % a la brasileña o sudafricana.

En total, Francia registró este jueves 22.501 casos de coronavirus en las últimas 24 horas y 271 muertos en hospitales, que hicieron subrayar al Gobierno que todavía no ha llegado el momento de relajar las restricciones.

Los hospitales

El número de pacientes ingresados con covid-19 en Portugal, donde la tercera ola puso al límite a los hospitales, cayó hoy por debajo de los 4.000 por primera vez en más de un mes, en una jornada con 105 muertes y 1.944 contagios.

Según las autoridades sanitarias lusas, hay 3.819 personas internadas con el virus, 318 menos que ayer y la cifra más baja desde el 10 de enero. De ese total, 688 están en unidades de cuidados intensivos (31 menos que el dato del miércoles).

Este jueves hubo 1.944 contagios y 105 muertes, por debajo de los datos de ayer. El número de casos activos también se redujo y bajó de la barrera de los 90.000, lo que no ocurría desde principios de enero.

Desde marzo, el país, con 10 millones de habitantes, suma 792.829 casos y 15.754 fallecidos.

Por otra parte, el Gobierno luso ha abierto a consulta pública su plan de recuperación para acceder a los fondos comunitarios de apoyo tras la pandemia, en el que tienen lugar destacados proyectos.

El nuevo Gobierno de Mario Draghi deberá afrontar las primeras decisiones sobre las posibles nuevas restricciones en Italia y tendrá que decidir qué regiones pasan a las zonas roja o naranja, las de mayores limitaciones.

Además, el 25 de febrero caducará la prórroga de la prohibición de desplazarse entre regiones prevista por el último decreto firmado por el exprimer ministro, Giuspeppe Conte.

En los últimos días varios virólogos y expertos han mostrado su preocupación por el avance de las variantes del virus y han pedido al Gobierno que aplique medidas más severas para reducir los contactos sociales, incluso, un confinamiento total.

Italia ha registrado 13.762 nuevos casos de coronavirus y 347 fallecidos en las últimas 24 horas, mientras los buenos datos que se registran en el Valle de Aosta (norte) podrían convertir esa zona en la primera en anular la mayoría de restricciones.

En total se han contagiado en el país 2.765.412 personas desde que comenzó la emergencia sanitaria hace un año, mientras que los últimos fallecidos, 22 menos que ayer, elevan la cifra de muertos en el país a causa de la pandemia a 94.887.

Te puede interesar
Una nueva ola de contagios recorre el mundo y muchos países extreman las restricciones

Toque de queda

El Gobierno neerlandés en funciones logró el respaldo de una mayoría parlamentaria para mantener el toque de queda con una norma elaborada a contrarreloj en el marco de la ley de emergencia del coronavirus que, de lograr mañana apoyo del Senado, da una base legal alternativa a una restricción que fue tumbada por la Justicia.

Las cifras muestran una subida de contagios diarios en Países Bajos, donde se detectaron en las últimas 24 horas un total de 89 fallecimientos por la covid-19 y 4,618 nuevas infecciones, unas 1.222 más que ayer, y más que el promedio registrado la semana pasada, que fue de 3.649 por día. Desde marzo del año pasado, se notificaron 1,03 millones de contagios y 14.929 muertes.

El primer ministro británico, Boris Johnson, dará a conocer el próximo día 22 la hoja de ruta para levantar el confinamiento en Inglaterra, tras el descenso de la trasmisión de la enfermedad y el avance del plan de vacunación de la población.

Según los últimos datos oficiales, el Reino Unido registró ayer otras 738 muertes y 12.718 contagios.

Un informe del Imperial College de Londres asegura que se ha producido un “fuerte descenso” en el número de transmisiones del virus en Inglaterra desde principios del pasado enero y la mayor caída se observó en la capital británica.

Esta institución académica dio a conocer su estudio “React”, en el que afirma que las infecciones bajaron dos tercios en Inglaterra, pero la caída en Londres, el sureste y centro inglés llegó al 80 %.

Las vacunas

El Gobierno irlandés anunció que espera recibir al menos un millón de dosis de vacunas al mes durante abril, mayo y junio, lo que acelerará considerablemente el proceso de inmunización.

Desde el comienzo de la vacunación, las autoridades sanitarias han administrado 271.942 dosis, en su mayoría a los residentes de centros de ancianos, sus cuidadores y a los sanitarios.

En principio, el Ejecutivo de Dublín tiene previsto levantar las restricciones a partir del 5 de marzo, pero ha indicado que la reapertura de la economía será lenta y gradual.

Las últimas cifras indicaron que se registraron 57 nuevos fallecimientos, lo que dejó el número de muertes en 4.036, al tiempo que se detectaron 650 nuevos contagios, hasta un total de 211.751.

Las autoridades sanitaria españolas han notificado 388 fallecimientos en las últimas 24 horas, frente a las 513 del pasado jueves, y han reportado también una nueva disminución de la presión en las ucis, que se sitúa en el 35,4 % (casi un punto menos que ayer), mientras que en planta desciende hasta el 13,5 %.

Las comunidades han notificado al Gobierno 14.515 nuevos positivos, con lo que la cifra total de contagios desde el inicio de la pandemia se eleva a 3.121.687 y la de muertes a 66.704. Fuente: Clarín.

Comentar
- Publicidad -