Robo de vacunas: se admitió que falló la custodia; aún no hay responsables

En conferencia de prensa se brindaron detalles de los allanamientos concretados el martes en el marco de la causa por el robo de 30 vacunas Sputnik V y remarcaron que la demora en la realización de la denuncia por el hecho condiciona la investigación.

Con presencia del fiscal jefe, Juan Carlos Caperochipi; el jefe de la División Policial de Investigaciones, comisario Pablo Lobos; el ministro de Seguridad, Federico Massoni y el jefe de la Unidad Regional, comisario Adrián Muñoz se realizó ayer en esta ciudad una conferencia de prensa para brindar detalles sobre los quince allanamientos concretados el martes, con la participación de unos 60 efectivos, a partir de la causa que investiga el robo de 30 dosis de la vacuna Sputnik V del vacunatorio del Hospital Regional local.

“Cerca de las 18 horas comenzamos con quince allanamientos en distintos barrios de la ciudad, relacionados a personal de enfermeros, limpieza y seguridad. Estos allanamientos fueron solicitados por el procurador fiscal, Cristian Olazábal y supervisados por el fiscal jefe, Juan Carlos Caperochipi” expresó Lobos, y añadió que “se secuestraron únicamente aparatos de telefonía celular que serán analizados por el equipo técnico multidisciplinario”.
Por su parte, Caperochipi, detalló que “lo que existió ayer (por el martes) fue consecuencia de una investigación que se inicia el mismo 8 de febrero cuando la denuncia es presentada en mesa de entrada del Ministerio Público Fiscal”, y consultado sobre la demora en la denuncia dado que el hecho habría ocurrido entre el 26 y 27 de enero sostuvo que “si bien no define el destino ni el resultado de la investigación sí la condiciona; ha existido una demora por causas que no hemos podido establecer pero estamos tratando de averiguar qué ocurrió esos días. Nos condicionan a que después tengamos que sortear obstáculos mayores, nos condicionan en la obtención de la prueba y de hecho todo lo que se haga con premura a partir de ahí tiene condicionamiento por no conocer los hechos en forma temprana”.

Cambio de calificación

Respecto al caso, el fiscal jefe mencionó que si bien el hecho está bajo la carátula de hurto se trata de un hecho grave dado que el bien jurídico que se afecta no es solo la propiedad sino de forma indirecta o directa se afecta toda la cuestión de salud y seguridad de las personas en el marco de una pandemia, de esa forma afirmó que “no descartamos un cambio de calificación, no es un hurto simple, ocurre en medio de una situación de calamidad en donde se conjuga la escasez de las vacunas, las dificultades para distribución y aplicación en pandemia”.

Te puede interesar
Boqueteros reducen a una familia y entran a robar a la empresa de transporte de caudales Brinks

Sin información de cámaras y responsabilidades

En cuanto a las cámaras de seguridad, precisó que no tuvieron resultados positivos que permitieran orientar la búsqueda por el escaso tiempo de registro, y dijo que “vamos a investigar todos los extremos no solo las circunstancias de un hurto por parte de personas no determinadas, los recaudos que no estuvieron presentes para asegurar el resultado exitoso de la vacunación, esas negligencias y desatenciones pueden ser penadas”.
Finalmente, en caso de probarse una de las hipótesis que apunta al robo de las vacunas para comercialización, consultado sobre la responsabilidad del comprador, el fiscal jefe remarcó que “toda persona que recibe una cosa robada a sabiendas que lo es incurre en encubrimiento”.

Las cámaras de seguridad del Hospital ahora son controladas desde el Centro de Monitoreo

A partir de la investigación iniciada por el robo de las 30 dosis de vacunas Sputnik V, el ministro de Seguridad, Federico Massoni planteó que se incrementará la seguridad y se incorporaron las cámaras del nosocomio al Centro de Monitoreo.

En este marco, dijo que “cuando existe un retraso en la realización de la denuncia, cuando pasan varios días se genera una afectación a los resultados que se pueden llevar adelante. Acá hay un delito manifiesto, las vacunas debían estar al resguardo de una persona responsable y en un lugar en el cual debían tomarse medidas para que no haya acceso libre y han desaparecido” dijo, y añadió que el sumario interno no debería haber afectado la realización de la denuncia; “transcurrieron dos semanas y esto genera en la investigación un impedimento para llegar rápidamente a los responsables” planteó.

Asimismo resaltó que se trató de un hecho extremadamente grave porque son vacunas que llegan al país de forma limitada y se ha establecido un protocolo de vacunación que se ha visto vulnerado. “Es un hecho nefasto para la ciudadanía porque entendemos que puede haber sido realizado por empleados públicos, entonces se duplica la responsabilidad y consecuencias” destacó.

En este sentido, Massoni adelantó que a partir de la llegada de un lote mayor de vacunas se tomarán los recaudos de seguridad pertinentes ante lo acontecido. “Ha fallado la custodia, si no, no tendríamos este hecho; vamos a establecer una modificación en las cámaras del hospital que graban y tienen un soporte de cuatro días que son internas, y a partir de ayer (por el martes) fueron incluidas en el Centro de Monitoreo porque tenemos un soporte de veinticinco días” puntualizó, al tiempo que mencionó que se buscará acelerar el sistema de vacunación para evitar que las dosis estén depositadas durante varios días en el vacunatorio.

Te puede interesar
Dos detenidos en la mañana tras robar en un comercio del sector Fracción 15

Autocrítica y cadena de responsabilidades

Durante la conferencia de prensa de ayer organizada para brindar detalles de las acciones desarrolladas en el marco de la causa por el robo de vacunas Sputnik V del Hospital Regional, se hizo hincapié en los inconvenientes que tuvo la investigación porque la denuncia se hizo 12 días después de haberse cometido el ilícito. Si bien se señaló que esa demora no define el resultado de la investigación, sí la condiciona. “Ha fallado la custodia, si no, no tendríamos este hecho” planteó el ministro de Seguridad, Federico Massoni.

Por su parte el fiscal jefe Juan Carlos Caperochipi aseguró que la investigación no solo se abocará a determinar quiénes fueron los autores del hurto de las vacunas, sino que también se analizarán “los recaudos que no estuvieron presentes para asegurar el resultado exitoso de la vacunación. Esas negligencias y desatenciones pueden ser penadas” advirtió.

Como bien lo dijo el representante del Ministerio Público Fiscal, en este escandaloso episodio hubo una cadena de responsabilidades que deben quedar bien esclarecidas. El Hospital Regional depende del Gobierno provincial. Tiene un director -además de sus restantes cargos directivos-, y también está el Área Programática, el organismo del que dependen los nosocomios de la zona sur provincial. Y por supuesto, además están los encargados o jefes de sectores, cada uno con sus roles y obligaciones.

Pero, por si aún no tenemos dimensión de qué se trata, estamos hablando de la presencia de las vacunas contra el Covid-19, la pandemia que desde hace más de un año viene golpeando brutalmente al mundo entero. Vacunas que están llegando a manera de goteo, por lo que su importancia cobra aún mucha más relevancia. Tanto que se debió haber planificado y concretado un estricto operativo de control por parte del Ministerio de Seguridad, el área responsable en este caso.

Ayer, el titular de esa cartera no hizo mención a eso. Sí reconoció que hubo una falla en la custodia. Pero no lo dijo en forma de autocrítica, sino con la idea de señalar responsabilidades ajenas; cuando, se reitera, se trata de una situación muy especialísima: ni más ni menos que la llegada de escasas dosis de vacunas para luchar contra el gran monstruo de la pandemia del coronavirus.

Acá no servirá que finalmente solo caiga un “perejil” -como se diría en el mundo del hampa-, sino que además deben determinarse las responsabilidades de cada una de las cadenas que comienza en el Hospital Regional (y todos sus sectores vinculados) y termina en el propio Ejecutivo Provincial (y sus áreas responsables).

Comentar
- Publicidad -