Newbery quedó eliminado

Eric Castro de un equipo al que le faltó claridad.

Al perder uno a cero con Independiente de Neuquén en Centenario, Jorge Newbery fue eliminado del torneo Regional Federal, quedando a solo un partido de poder llegar al Federal A. Luego un mal primer tiempo, el local abrió rápidamente el marcador en el segundo a través de Pablo Firpo, y si bien el Lobo sufrió la expulsión de Gastón Barrientos, terminó dominando y con chances de empatar. Con casi todo decidido vieron la roja en los minutos de descuento Marcos Ruiz y Gabriel Toledo.

La particularidad del la final de la región patagónica fue que la cancha de Centenario, que es el Gigante del barrio Sarmiento, presentó un césped muy alto que impidió el normal recorrido del balón y que afectó al juego del representante comodorense.

De igual modo la primera parte del encuentro fue feísima, plagada de vaguedades y casi nulas chance de gol, es que todo fue marca y ninguna acción ofensiva clara, sin embargo antes de los 10 minutos del complemento el Rojo rompió el cero y hubo una mutación en el desarrollo, porque el Lobo se fue a buscar la igualdad y cuando parecía que se le complicaba totalmente por el duplicado de amarillas para Barrientos, terminó siendo el que más intentó a pesar de que en algunas contras corrió riesgo.

De esta manera fue marginado de un torneo donde el camino para llegar a una categoría superior se simplificó más que nunca por la pandemia, perdiéndose de la posibilidad de arribar al cruce que determinará un ascenso. Precisamente Independiente jugará el domingo 28 frente al club Ciudad Bolívar y el ganador de ese cruce irá al Federal A que comenzará el mes que viene.

Marca Marcos Ruiz, que fue uno de los destacados del Lobo.

El partido

Luego de que en los primeros minutos el local fuera un poco más incisivo, de a poco Newbery fue haciendo pie y niveló las acciones, pero todo fue tan equilibrado como discreto, porque hubo constante acción y mucho movimiento exclusivamente en la mitad de la cancha, y más allá de que Jorge Aynol tuvo una clara, pero estaba en posición adelantada, ninguno de los dos logró ingresar a las áreas y prácticamente no crearon ninguna jugada de gol.

Fue el Rojo el que tuvo una leve y mejor presencia, pero el manejo de la pelota fue muy dificultoso, y si bien probó con el cambio de extremos donde Pablo Firpo, que comenzó por derecha pasó a la izquierda, y Alan Sack hizo lo inverso, no consiguió ningún tipo de respuestas a causa de que jamás superó la buena defensa visitante.

En tanto que Newbery fue impreciso y no consiguió volumen, es que los intentos de Lucas Reynoso y de Eric Castro no progresaron del todo, además, en el juego asociado y en general no hubo justeza hacia adelante y por tal motivo los puntas no fueron muy abastecidos, debiendo Mauro Villegas, en más de una oportunidad, retroceder a buscar para tratar de inquietar, pero tampoco así creó ninguna clara.

La cancha fue muy criticada por tener un pasto muy alto.

Ya en el complemento el juego fue otro, porque Independiente quiso ser el primero en intentar y posicionándose bien arriba, ganó una pelota en la mitad del terreno rival y fue Martín Ramos quien metió un pase hiriente y entre los defensas para el ingreso de Pablo Firpo, que ganando las espaldas aventajó a todos, definió y estampó el uno a cero.

La reforma en el resultado obligó al Aeronauta e inmediatamente intentó una respuesta, porque pudo meter un par de centros pasados y peligrosos al área, siendo Bruno Elorrieta el que estuvo cerca de llegar a la igualdad. Hasta ese momento al elenco de Javier Guerreiro se lo notaba entero, con temple y con la alternativa cierta de desplegar su acostumbrado juego vertical.

Sin embargo hubo un momento crucial que lo hizo mermar y que pudo haber sido decisivo, es que a los 20 minutos vio una nueva amarilla Gastón Barrientos y el elenco comodorense se quedó con diez y soportó su peor momento, porque el anfitrión se revitalizó y produjo un par de llegadas importantes y Pablo Firpo y Eber Ramírez estuvieron cerca de alargar el marcador.

Pero el punto de inflexión de estar 0-1 y con un jugador menos, lejos estuvo de ser determinante en la resolución del juego, porque pese a la desventaja y con minoría en el personal, fue Newbery el que pasó a gobernar y el que más intentó, aunque obviamente le faltó concreción, porque disimuló muy bien la ausencia de Barrientos, hizo una línea de tres en el fondo, aprovechó la velocidad y el trajín de Bruno Elorrieta y el ingreso de Franco Erro en el medio, y metió toda la gente posible en ofensiva -varias veces se lo vio a Facundo Vega como 9-, pero le faltó definición para llegar al empate.

Comentar
- Publicidad -