Joe Biden señaló que “la democracia es frágil” tras conocer la absolución de Donald Trump

El mandatario dijo que los cargos de la acusación “no están en duda”. Después de que se conociera el resultado de la votación del Senado, el equipo del ex presidente difundió una declaración en la que denunció una “cacería de brujas” y prometió “seguir” defendiendo “la grandeza de Estados Unidos”.

El presidente estadounidense, Joe Biden, dijo este sábado que a pesar de la absolución de Donald Trump en su juicio político por incitación a la insurrección, los cargos contra el ex mandatario no están en duda y el ataque al Capitolio muestra que “la democracia es frágil”.

“Aunque la votación final no condujo a una condena, la esencia de los cargos no está en duda”, dijo Biden luego de que el Senado votara 57-43 contra Trump en su segundo juicio político, pero sin alcanzar la mayoría de dos tercios necesaria para condenarlo.

“Este triste capítulo en nuestra historia nos ha hecho recordar que la democracia es frágil. Que debe ser defendida siempre. Que siempre debemos estar vigilantes”, dijo Biden en un comunicado tras el juicio contra Trump, en el que el ex mandatario fue señalado de incitar a la turba que asaltó el Capitolio el pasado 6 de enero.

Trump fue absuelto este sábado de los cargos de “incitación a la insurrección” en los disturbios en el Capitolio en el juicio político que se celebra en el Senado.

Después de que se conociera el resultado de la votación del Senado, el equipo de Trump difundió una declaración en la que el ex presidente denunció una “caza de brujas” y prometió “seguir” defendiendo “la grandeza de Estados Unidos”. “Nuestro magnífico, histórico y patriótico movimiento, Make America Great Again (Hacer a Estados Unidos grande de nuevo), acaba de empezar”, dijo el ex mandatario.

“En los próximos meses, tendré mucho que compartir con ustedes y espero continuar nuestra increíble aventura por la grandeza de América”, añadió.

Entre los senadores que votaron en su contra, figuran 50 demócratas y siete republicanos, el mayor número de deserciones dentro del propio partido en la historia para un presidente. Los siete republicanos son Bill Cassidy (Luisiana), Susan Collins (Maine), Richard Burr (Virginia), Lisa Murkowski (Alaska), Mitt Romney (Utah), Ben Sasse (Nebraska) y Pat Toomey (Pensilvania).

La cámara alta absolvió así por segunda vez en un juicio de este tipo al ex mandatario republicano, pese a los pedidos de los fiscales políticos del caso, quienes argumentaron que Trump era responsable de haber alentando a la turba de seguidores que asaltó el Congreso el 6 de enero, en un episodio que dejó 5 personas muertas.

El resultado del impeachment ya se había hecho predecible en los últimos días, debido a que por el requisito de los dos tercios de votos favorables, los demócratas necesitaban que al menos 17 republicanos se dieran vuelta y votaran contra Trump.

“Nuestro magnífico, histórico y patriótico movimiento, Make America Great Again (Hacer a Estados Unidos grande de nuevo), acaba de empezar”. En los próximos meses tendré mucho que compartir con ustedes, y espero continuar nuestro increíble viaje juntos para lograr la grandeza americana para toda nuestra gente”, aseguró Donald Trump en el comunicado emitido instantes después de que el Senado de EEUU controlado por los demócratas no lograra los votos suficientes para condenarlo por el asalto al Capitolio.

El republicano, agregó que todavía tiene “mucho trabajo por delante”. “Pronto emergeremos con una visión de un futuro americano brillante, radiante y sin límites. Juntos no hay nada que no podamos lograr”, arengó.

Para el ex mandatario, “esta ha sido otra fase de la mayor caza de brujas de la historia de EEUU. Ningún presidente ha pasado por algo así, y continúa porque nuestros oponentes no pueden olvidar a los casi 75 millones de personas, el mayor número de la historia de un presidente en funciones, que votaron por nosotros hace tan solo unos meses”.

“Es triste que un partido político en Estados Unidos tenga vía libre para denigrar el estado de derecho, difamar a las fuerzas del orden, animar a las turbas, excusar a los alborotadores y transformar la justicia en una herramienta de venganza política, y perseguir, poner en la lista negra, cancelar y suprimir a todas personas y puntos de vista con los que no están de acuerdo”, acusó Trump.

“Quiero transmitir mi gratitud a los millones de ciudadanos decentes, trabajadores, respetuosos de la ley, amantes de Dios y de la Patria, que han apoyado valientemente estos importantes principios en estos tiempos muy difíciles y desafiantes”, afirmó el ex mandatario, quien también agradeció a su equipo legal “por su incansable trabajo en defensa de la la justicia y la defensa de la verdad”, y a “todos los senadores y miembros del Congreso de los Estados Unidos que han defendido con orgullo la Constitución que todos veneramos y los sagrados principios jurídicos de nuestro país”. Fuente: Infobae.

 

Comentar
- Publicidad -