Trata de mujeres: se conoció el desgarrador relato de la denunciante

El lunes 1 de febrero la Policía Federal realizó un allanamiento en una finca de calle Chacabuco al 500. Allí habían detectado la presencia de ocho mujeres y dos menores, en el marco de la causa por trata de personas que lleva adelante el Juzgado Federal local.

Una joven mujer de 27 años quedó procesada y prosigue detenida en el marco de la causa que por trata de mujeres se tramita en el Juzgado Federal de primera instancia a cargo de la Dra. Eva Parcio de Seleme y tiene que ver con los operativos llevados adelante por la Brigada de la Delegación local de la Policía Federal Argentina en sendos allanamientos efectuados en una finca del barrio Centro, en la villa balnearia Rada Tilly y en Km. 8, hechos de los cuales Crónica informara en forma exclusiva en su edición del martes 2 de febrero.

Según trascendió en las últimas horas, hay cuatro personas imputadas; aparte de la mujer de 27 años detenida, su progenitora es también coimputada por encargarse de la captación de mujeres en el norte del país. También hay una mujer de nacionalidad ecuatoriana que bajo la fachada de contratar mujeres para que cuidaran ancianos, participaba del comercio ilegal, y finalmente un hombre que se encargaba de la seguridad de un departamento “vip”.

Crudo relato de la denunciante

Este diario había informado oportunamente que el día de los allanamientos -lunes 1 de febrero en horas de la tarde en una finca de Chacabuco al 500, entre Dorrego y Rawson- habían logrado detectar a 8 mujeres y dos menores de edad. Había una adolescente de 16 años que si bien no era explotada sexualmente, todo indicaba que sí era explotada laboralmente. También había un menor de 4 años que sería hijo de una imputada. La Brigada de la Delegación Comodoro Rivadavia de la PFA había comenzado las tareas investigativas y de pesquisas dos meses atrás.

Todo comenzó con la presentación en la Fiscalía Federal de una joven mujer, oriunda de Formosa. Denunció haber sido captada por un familiar directo de la detenida. “Venite, te consigo un trabajo para cuidar ancianos” habría sido la promesa. Le pagaron el pasaje desde su provincia a esta ciudad. El trabajo para cuidar ancianos era cama adentro y el pago mensual era de entre 15.000 a 20.000 pesos, aunque la explotación laboral pasaba por que la captadora o su hija cobraban por ese servicio que realizaba la mujer formoseña más de $ 50.000. En un momento dado la mujer dijo no aguantar más el ritmo y la poca paga y quiso renunciar, le dijeron que si quería dejar dicho trabajo debía pagar la estadía, la comida y los pasajes.

En un momento dado la entregaron a Narcisa, una mujer ecuatoriana encargada de una supuesta y ficticia empresa de cuidado de ancianos. Ese trabajo duró muy poco y la “devolvieron” a quienes la habían traído desde su provincia norteña. Se encontraba entre la espada y la pared y sin recursos y allí aparecería otro delito tipificado, reprimido y penado por la Ley 26.364 y las modificatorias aplicadas en el 2.012 por Ley 26.842: la explotación sexual en un denominado “departamento vip” regenteado y comandado por la mujer de 27 años procesada en la causa por trata de personas entre las que figura la promoción y facilitación de la explotación sexual ajena. Hay en la causa otros detalles morbosos que posiblemente salgan a la luz cuando la misma llegue a ventilarse en un eventual juicio en el Tribunal Oral Federal.

Comentar
- Publicidad -