Piquetes de desocupados y contrapiquetes de camioneros convierten en un caos la Ruta 3

El ingreso norte a Caleta Olivia se convirtió en un verdadero caos desde la mañana de ayer cuando, por iniciativa de alrededor de sesenta desocupados de la Agrupación 11 de Noviembre, se inició un piquete que impidió el tránsito hacia la localidad vecina o su salida –en la circulación sur-norte– hacia la zona de Comodoro, lo que transformó a la Ruta 3 en un callejón sin salida ya que no se podía avanzar hacia el sur ni se podía volver por la cantidad de autos particulares y camiones retenidos.

La situación se extendió en el tiempo con cortes parciales y provocó una reacción inesperada para los movilizados ya que a media tarde los camioneros -luego de intentar abrir el paso a través del diálogo y al no encontrar respuestas- comenzaron un contrapiquete, con lo que la situación se transformó en un caos sin que nadie pudiera avanzar en ningún sentido.

Alrededor de las 17 horas, con un bloqueo total con ambas acciones, eran cientos los vehículos de todo porte que se encontraban parados en la ruta, muchos de ellos tocando bocina, lo que provocó la presencia de efectivos policiales santacruceños que no lograron abrir la ruta.

Ante los llamados telefónicos de los varados, seguramente denunciando la situación, se dispuso la movilización de un grupo de Gendarmería -movilizados desde Pico Truncado- quienes levantaron las actas correspondientes, por obstrucción total de una ruta nacional, dando intervención al Juzgado Federal de la ciudad caletense.

Te puede interesar
Camioneros, en la mira por el hurto de las Sputnik V

Con un panorama incierto y un clima de tensión creciente, tanto entre los piquetes, los varados y las fuerzas de seguridad en el lugar, quienes no daban abasto para atender el reclamo de hombres y mujeres, algunos de los cuales llevaban cuatro o cinco horas parados en la ruta, en la tarde-noche de ayer la situación se mantenía, no descartándose la posibilidad de un desalojo forzoso de la ruta.

Comentar
- Publicidad -