El Bolsón: crece el peligro para zonas pobladas y elaboran plan de evacuación

Mientras siguen sumándose brigadistas de apoyo a los diferentes grupos de bomberos que trabajan en las zonas más críticas, se avanzó en la conformación de un plan integral de evacuación en el sector norte de El Bolsón, el que se implementaría en caso de ser necesario ante el avance de los diferentes frentes de fuego que se extienden por cañadones de difícil acceso.

El sector de Cuesta del Ternero es la zona más compleja debido a la topografía del terreno, con hondas quebradas y cañadones que dificultan el acceso terrestre de equipos y brigadistas, tanto como el accionar de helicópteros y aviones hidrantes, principalmente por las complejas corrientes de aire en esos sectores, que se modifican imprevistamente por el calor de las llamas.

El incendio en esa zona continúa con gran actividad y se sigue expandiendo a dos semanas de haberse desatado, pese al tremendo esfuerzo de casi dos centenares de brigadistas, helicópteros y aviones hidrantes que continúan trabajando sin pausa en la zona con el objetivo de evitar que el fuego alcance las viviendas de la comunidad Nahuelpan.

“El incendio está activo, tiene varios sectores en los que se está trabajando, en algunos con mayor detención del avance y en otros con complicaciones como, precisamente, el sector de la comunidad Nahuelpan”, explicó Alberto Seufferheld, director del Servicio Nacional de Manejo del Fuego.

Te puede interesar
La entrada hoy al Cine Coliseo será gratuita y a beneficio de los bomberos voluntarios de El Bolsón

“El fuego avanza, tiene mucho combustible para quemar y las condiciones climatológicas y la topografía no ayudan a contener. Venimos de tener 38 grados hace dos días atrás y las temperaturas continúan elevadas” precisó el funcionario, quien agregó que hasta el momento “no hay evacuados”, y que la comunidad “se organizó junto con los servicios forestales y se está trabajando en conjunto”.

Ante la magnitud del desastre, el gobierno de Río Negro declaró el lugar como zona de “emergencia y desastre”, lo que permitirá utilizar más recursos y a su vez, solicitar mayor colaboración tanto a los distintos parques con equipos propios o al Ejecutivo nacional.

Comentar
- Publicidad -