El Colegio de Abogados de Comodoro tendrá nueva comisión directiva este año

El presidente del Colegio de Abogados de Comodoro se refirió en diálogo con Crónica a la actualidad de la institución que conduce y adelantó que este año se hará el cambio de comisión directiva. Además, habló sobre la situación del Poder Judicial de Chubut y remarcó la necesidad de empezar a normalizar paulatinamente el trabajo en las distintas dependencias de la provincia. Por otro lado, opinó sobre el debate que hay por estos días con respecto a la conformación del Superior Tribunal de Justicia y, en consonancia con otros actores de la justicia chubutense, pidió por la integración de las mujeres al máximo órgano de justicia de la provincia.

En primer término, Iván Visser se refirió a lo que será 2021 en el Colegio de Abogados de Comodoro Rivadavia y anticipó que “este es un año de cambio de gestión, así que lo principal es controlar que esté todo en regla, sobre todo la parte administrativa y la documentación, para hacer una transición de la gestión de forma prolija. Fundamentalmente, nuestra intención pasa por hacer un seguimiento y participar en lo que es el restablecimiento del servicio de justicia. Este lunes hubo una presentación de la Asociación de Magistrados en Rawson, en donde pidieron modificar los protocolos que se estaban usando antes de que fuera la feria extraordinaria, esto con el objetivo de dar una mayor apertura al servicio de justicia. Nosotros adherimos a este pedido y agregamos otras peticiones. La idea es que la atención se vaya regularizando, teniendo en cuenta que el Poder Judicial hoy tiene su tarea bastante restringida”, señaló al comienzo de la entrevista con este diario el presidente del Colegio de Abogados de Comodoro.

Cambios para mejorar

Consultado puntualmente por las modificaciones que se han propuesto para el funcionamiento del Poder Judicial, Visser graficó que estos cambios tienen que ver, más que nada, con la cantidad de personas que trabajan en las diferentes dependencias de las distintas ciudades de la provincia. Debido a la emergencia sanitaria que se desató a raíz del coronavirus, en el Poder Judicial se implementó un protocolo de guardias mínimas, jornadas reducidas y turnos rotativos, lo que dio como resultado que no todo el plantel de los departamentos se encuentre trabajando. A esto hay que sumar los casos especiales de trabajadores que no pueden trabajar por tener enfermedades preexistentes y, por ende, ser pacientes de riesgo.

“Las modificaciones que propusimos tienen que ver con la cantidad de personas que trabajan en los distintos edificios. Se habían formado equipos de trabajo con jornadas reducidas y turnos rotativos, entonces, no trabaja el ciento por ciento del plantel de cada uno de los juzgados y oficinas. Teóricamente, los que no están afectados al aislamiento por decreto, a la exención de prestar servicio efectivo por decreto, por enfermedades preexistentes, se van rotando e ingresan cada quince días. Mientras no trabajan en el lugar, brindan un servicio a través del teletrabajo, que de por sí es muy dificultoso por las múltiples complicaciones que tenemos por el servicio de internet”, puntualizó el titular del Colegio de Abogados.

Además, planteó que estas dificultades generan un impacto directo en el manejo de las distintas causas judiciales: “Esto impacta con el retraso de las causas y genera dificultades para el movimiento de expedientes y, por otro lado, dificulta el ingreso a los edificios para los matriculados y la gente. Además, en las dependencias se están brindando turnos, similar a lo que sucede en los bancos y otras instituciones. Los turnos son limitados y son por la mañana, los juzgados tienen muchas dificultades para dar turnos, tardan entre quince y veinte días. Hemos comprobado que no se han producido contagios en el lugar de trabajo. Por todo esto es que se han pedido las modificaciones en los protocolos para atención”.

“Hoy para destrabar el conflicto en la justicia hay que lograr un acuerdo con los gremios”

Iván Visser se refirió además a la relación que hay con los gremios judiciales y la posibilidad de que estos aminoren la intensidad de sus reclamos para que el Poder Judicial pueda funcionar con más normalidad. El presidente del Colegio de Abogados pidió a los sindicalistas que sean comprensivos con la situación que atraviesa la justicia y que, de ser posible, se presten para mejorar el servicio en la provincia, que está seriamente comprometido desde hace meses por la crisis económica y la pandemia del coronavirus.

“Hoy por hoy tenemos un atraso de uno o dos sueldos, más los aguinaldos. Pero el contexto es distinto al que teníamos hace meses, desde mi punto de vista. En los últimos meses hay una continuidad con los salarios, se están pagando en los primeros días del mes y no se han acumulado nuevos atrasos. El actual contexto debería ser contemplado por los gremios, deberían evaluar este tema, porque hoy por hoy tomar una medida extrema como no prestar labores de modo permanente, es algo que perjudica al sistema de justicia. A mí me da la impresión de que es un exceso la continuidad de la falta de colaboración absoluta. Quedó demostrado que los protocolos no sirven para reimplementar el servicio, son solo parches”, sostuvo el presidente del Colegio de Abogados sobre los conflictos que tiene la cúpula del Poder Judicial con los sindicatos.

En esta línea de análisis, Visser indicó que los más perjudicados por las medidas de fuerza son los jueces, ya que la falta de actividad genera atraso en las causas y responsabilidad funcional. Justamente, por eso es que los primeros en pedir mayor apertura en el Poder Judicial fueron los magistrados. “Hoy para destrabar el conflicto hay que lograr un acuerdo con los gremios para que haya mayor presencialidad en las dependencias. De esta forma, se va a poder regularizar el trabajo y a partir de ahí se podrán buscar canales alternativos para pelear por la regularidad salarial”, consideró el entrevistado.

La conformación del Superior Tribunal de Justicia

Otro de los temas que abordó en contacto con este diario el presidente del Colegio de Abogados de Comodoro Rivadavia fue la conformación del Superior Tribunal de Justicia. Iván Visser remarcó la necesidad de que ingresen más miembros al máximo órgano de justicia de Chubut y pidió además por el ingreso de mujeres. “La situación del Superior Tribunal de Justicia hoy es anómala, es imperioso que cuanto antes asuma un nuevo integrante, incluso por el tema de las votaciones, que a veces puede ser una complicación, porque tienen que pasar a subrogar desde otras áreas. Si no se ponen de acuerdo, falta un tercer voto para el desempate. Además, es dificultoso que solo dos personas puedan abarcar las distintas áreas del derecho, entonces, es realmente imperioso que se incorpore más gente”, planteó.

“Desde Comodoro, obviamente que queremos que ingrese algún jurista que represente a la circunscripción. Consideramos importante que Comodoro tenga voz y voto. También me parece muy positivo el tema del cupo femenino, porque le da una perspectiva de análisis a distintas cuestiones, sobre todo en lo referido al tema de género. Considerando esto, me parece muy importante que se integre una vocal mujer al Superior Tribunal, yo hoy no veo ningún obstáculo para que ingresen juristas mujeres al tribunal. Respecto a la cuestión política y a si aquellos que ingresen van a tener una determinada postura, por supuesto que aquellos que se integren van a tener una faceta política, me parece que esto es algo inevitable. Sería muy infantil pensar que esto no va a ser así”.

El caso Iturrioz

Para concluir la entrevista con este diario, se le consultó al presidente del Colegio de Abogados de Comodoro por el caso del fiscal Héctor Iturrioz, que tiene dos pedidos de juicio político que ahora pasaron al Tribunal de Enjuiciamiento. Consultado por la posibilidad de que las sentencias en las que esté involucrado el polémico fiscal de la ciudad petrolera sufran modificaciones ante una eventual condena para el magistrado, el abogado negó que esto sea posible y señaló que “una condena no tiene impacto desde el punto de vista de las sentencias que eventualmente dicte el Tribunal de Enjuiciamiento, esto tiene efectos a futuro, no es algo que afecte hechos del pasado. Es decir que no invalidaría la labor realizada por el funcionario con anterioridad. Después, si la persona tuvo o no una participación deficiente en casos puntuales que lleven a una declaración de que fue insuficiente su labor, eso estará enmarcado en esos casos puntuales en los que fue evaluado. Nosotros, en nuestra jurisdicción tenemos antecedentes de funcionarios destituidos por mal desempeño de sus funciones, y nunca se planteó la posibilidad de que se haya generado un manto de sospechas o que los jueces hayan revisado sentencias que fueron dictadas en su momento por el juez o jueza”, concluyó.

Comentar
- Publicidad -