Emisarios marinos: un gran paso hacia el saneamiento ambiental de Comodoro

Tras la aprobación por parte del Gobierno nacional del proyecto de emisarios marinos de zona norte, que demandará una inversión cercana a los mil millones de pesos, la gestión municipal que encabeza el intendente Juan Pablo Luque avanza en uno de los grandes objetivos propuestos: el mejoramiento del entorno ambiental de la ciudad y sus costas.

Desde la Municipalidad se viene trabajando permanentemente en la búsqueda de soluciones en materia de saneamiento, tanto en el ejido municipal, con la erradicación de basurales clandestinos y tareas de limpieza, como en lo que se refiere a la línea costera, avanzando en distintos proyectos para eliminar la contaminación.

Entre las obras propuestas se encuentran los emisarios marinos de zona norte cuyas tareas contemplan, además del emisario submarino propiamente dicho, la construcción de un sistema de colectores cloacales, plantas de tratamiento de efluentes y estaciones de bombeo, por lo que debido a su gran magnitud y complejidad requiere de una fuerte inversión.

Es por ello que, oportunamente, el intendente Luque gestionó ante el Ejecutivo Nacional el financiamiento de estos trabajos. Luego de pasar por distintos procesos administrativos, el proyecto recibió una respuesta positiva en lo legal y técnico y ya transita los caminos correspondientes para ser licitado en el corto plazo. El monto previsto para la ejecución del mismo es de $996.598.088,40.

Te puede interesar
Comodoro marchó para reclamar por la ley oncopediátrica

Esta obra tiene como objetivo brindar el tratamiento y la descarga adecuada a los más de 13 millones de litros diarios de efluentes cloacales que se generan en la zona norte de esta ciudad, que impactan directamente en las costas de ese sector.

En ese sentido, se generará un sistema de colectores cloacales que abarcará desde Km. 3 hasta Caleta Córdova, con sus respectivas estaciones de bombeo, derivando en una planta de pre-tratamiento, ubicada en el predio del emisario norte, que estará ubicado en barrio Don Bosco donde, además, se recepcionarán y se tratarán los líquidos recolectados por los camiones atmosféricos. Luego, los efluentes pre-tratados son bombeados para su tratamiento final y posterior descarga en el océano, a 1.500 metros de la línea costera.

Asimismo, la obra prevé un espacio para la futura construcción de una planta para la reutilización del agua, que servirá para uso forestal, y, de esta manera, reducir el consumo de agua potable, optimizando un recurso que no abunda en la zona.

La concreción de los trabajos impactará inmediatamente y de forma positiva en la vida diaria de nuestra ciudad, ya que permitirá contar con playas saneadas, no sólo mejorando la calidad de vida de los vecinos, sino también la de las distintas especies que habitan la zona, lo que va de la mano con las políticas que impulsa el gobierno municipal para contar con un Comodoro limpio, sustentable, saludable y de cara al mar.

Comentar
- Publicidad -