Llegan refuerzos y preparan centro de evacuación ante el avance del voraz incendio en El Bolsón

A casi dos semanas de iniciarse el incendio de bosques, derivado por el accionar de un grupo de excursionistas que no tomaron las debidas medidas de seguridad, el fuego sigue activo, avanzando por laderas y cerros, consumiendo todo a su paso y amenazando ahora barriadas cercanas al paraje Cuesta del Ternero por lo que, ante lo incontenible de las llamas, desde el Ejecutivo de El Bolsón se anunció la preparación de centros de evacuados que permitan poner a salvo a vecinos del barrio Unión que pudieran verse amenazados.

Mientras tanto, siguen llegando refuerzos humanos y de equipos, tango desde el gobierno nacional como de diferentes parques nacionales del norte del país, disponiendo la presencia de combatientes como de equipos, tanto hidrantes, como de respiración para el personal que no ha detenido su esfuerzo y se encuentran agotados y hasta con efectos físicos por el calor y el humo que soportan de manera permanente.

Las imágenes se transforman en desgarradoras al ver las llamas que, con varios metros de alto, avanzan entre los bosques nativos de la zona pese a un esfuerzo tremendo de hombres y mujeres bomberos, además de personal de salud que presta apoyo, que se observa al borde de sus fuerzas pero no quieren abandonar la “línea de fuego”, en su intento de evitar la propagación del fuego.

Pese a las lloviznas de las últimas horas, con una precipitación muy escasa, las altas temperaturas ambiente que se mantienen y el viento en la zona han abierto nuevos frentes lo que permite calificar como “fuera de control” a varios de ellos con uno, puntualmente, que avanza entre cañadones por Cuesta del Carnero hacia barrios como El Mirador o La Unión.

Te puede interesar
Incendiaron la casa de los supuestos autores del ataque a los Raimapo

El dramatismo de las últimas horas se ha manifestado entre vecinos que limpian las huellas y calles entre loteos para convertirlos en cortafuegos, pero la fuerza del viento reaviva raíces calientes de sectores aparentemente apagados, provocándose lo que se denomina “columna convectiva”, una masa de aire caliente y chispas que se propagan y en contados minutos convierten sectores sin fuego en un verdadero infierno.

Mientras se mantiene la lucha desigual llega también, desde los propios vecinos, ayuda solidaria hacia los bomberos, grupos que se observan agotados, que descansan entre cenizas para seguir la lucha contra el fuego pero que, a pesar de los intentos por retirarlos de la zona, han preferido continuar la tarea para no debilitar las brigadas.

Crece el temor por consecuencias trágicas por incendio de viviendas

Mientras el trabajo de los brigadistas se refuerza a cada momento, los tres aviones hidrantes y los tres helicópteros que trabajan en la zona tampoco tienen descanso pero las llamas siguen avanzando en Cuesta del Ternero y el incendio se aproxima a las casas del barrio Unión.

Fernando Arbat, subsecretario de Recursos Forestales de la provincia estuvo en el lugar y señaló que la mayor parte de las hectáreas consumidas por las llamas corresponden a bosque nativo. “Ardieron cipresales en el sector 2, en el extremo norte del cerro Piltriquitrón, y muchos lengales de más de 100, 200 años en el sector 5”, detalló.

Te puede interesar
Bomberos voluntarios enviaron las donaciones para los brigadistas de El Bolsón

Además de las condiciones climáticas que no ayudan, la topografía del lugar tampoco lo hace “ya que en la montaña hay muchos cañadones, quebradas y pedreros. Y con el viento que hay, en cualquier cañadón el fuego es una trampa mortal para los combatientes. Tampoco ayudan las temperaturas extremas desde el lunes”.

En cuanto al trabajo que realizan los brigadistas sin descanso, señaló que “todos los recursos están enfocados en el sector 2 porque abajo está el barrio Unión y además porque dependiendo del sentido que tome el viento, podría ingresar a Rinconada Nahuelpan, donde habita una comunidad mapuche”. Hace dos días que bomberos voluntarios de El Bolsón se encuentran en el límite del barrio Unión y de Rinconada de Nahuelpan para evitar que las llamas lleguen a las casas y pongan en riesgo a los vecinos.

“Ya podemos hablar de un incendio de interfase porque hay casas metidas en el bosque, lo que redobla esfuerzo en procura de evitar consecuencias trágicas. Con las temperaturas que tenemos, se están desprendiendo piedras y troncos que caen rodando y pueden prender fuego abajo”, destacó Alejandro Namor, jefe de Bomberos Voluntarios de El Bolsón.

Comentar
- Publicidad -