­Vándalos siguen avivando incendios en chacra cercana a Trelew, ya son 19 en 20 días

El dueño del lugar y sus hijos que montan guardia para atrapar a los pirómanos ya no saben qué hacer. Y la policía tampoco. Los hechos vienen sucediendo en la zona de Loma Grande, a unos 5 kilómetros de esta ciudad.

Trelew (Agencia) Los delincuentes volvieron en las últimas horas a la chacra a la que intentaron quemar 17 veces y nuevamente prendieron fuego en dos lugares distintos. El dueño del lugar –que tiene más de 80 años—y sus hijos, ya no saben qué hacer. Montarán una vigilancia, hasta atrapar a los pirómanos, anticipo uno de ellos. Los hechos vienen sucediendo en un establecimiento rural cercano a Trelew.

Los dos últimos sucedieron anteanoche –cerca de las 23—y ayer en las primeras horas de la madrugada, confirmó uno de los hijos del propietario de la chacra. Los bomberos tuvieron que ir dos veces seguidas a apagar unos tamariscos y pastizales que prendieron en dos sectores distintos del predio y a unos 40 metros de la casa, según se especificó.

En esa chacra, como ya publicó este diario, vive su propietario, de 80 años, la mujer y una hija discapacitada y con las últimas ya la intentaron quemar 19 veces en los últimos 20 días.

Los otros hijos del abuelo que viven separados de él ya no saben qué hacer, porque llaman a la policía y hay veces que no va. En las últimas ocasiones hasta les sugirieron que ellos hagan guardia. Que se cuiden solos. Pero les piden que no anden armados.

Te puede interesar
Incendiaron la casa de los supuestos autores del ataque a los Raimapo

El predio es la chacra 139 y está situado en la zona del Valle cercano a esta ciudad, a unos cinco kilómetros al sudoeste. El lugar está en un sector conocido como “Loma Grande”. En las inmediaciones de la Escuela 64 y de un salón de fiestas al que también –quizás los mismos vándalos– ya han quemado en varias ocasiones.

La hipótesis principal que manejan los hijos de Bersavé Sandoval y él, es que quieren que se canse y se vaya así ellos, los malvivientes, y quizás alguien que está detrás, se quedan con la chacra que mide unas 15 hectáreas. A nadie le suena descabellado ese pensamiento, o esa sospecha.

Comentar
- Publicidad -